Vaticano: tomas de posesión de título Cardenalicio

Hoy, el cardenal Joseph Coutts, arzobispo de Karachi, tomará posesión del Título de la Iglesia San Buenaventura de Bagnoregio, en la Vía Marco Calidio, 22.

Mañana, el cardenal Luis Francisco Ladaria Ferrer, SI, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, tomará posesión de la Diaconía de San Ignacio de Loyola en el Campo Marzio, Vía del Caravita 8 / A.

Cuando en un Consistorio un cardenal es creado, él recibe del Papa la borla, el anillo y la designación de una iglesia de Roma. Esa designación es una señal visible de unidad con el Pontífice Romano y de la participación del gobierno de la Iglesia universal.

A partir de la designación como “titular” de una Iglesia en Roma, él establece una relación de proximidad y de participación con aquella comunidad y pasa a ser un “padre romano”.

Después de la entrega del pergamino con la indicación del título, el nuevo cardenal “tome pose” de su iglesia, celebrando la Misa, casi siempre festiva, con los fieles.

Generalmente, para los arzobispos que residen lejos de Roma, esto ocurre algún tiempo después del Consistorio. Es por eso que algunas “tomas de posesión” ocurren en ocasiones de grandes Solemnidades litúrgicas y fiestas patronales de cierta importancia.

Después de que la Ceremonia es anunciada por el Departamento de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice, el cardenal, acompañado por un maestro de ceremonias Papal, es acogido en la puerta de la iglesia de la cual él será titular por el párroco o por el rector, que presenta a él el Crucifijo en señal de veneración.

Al final, el maestro de ceremonias lee la bula con la atribución del “título” al cardenal, que a seguir encuentra a la comunidad para un momento de fiesta y de conocimiento recíproco.

Como señal de la atribución del título, es colocado en la fachada de la iglesia, a lado del blasón del Papa, el blasón cardenalicio del nuevo titular.

A partir de aquel momento, el cardenal buscará participar de la vida pastoral de la parroquia.

Normalmente él es invitado a presidir las celebraciones en las Solemnidades de la Navidad y Pascua, pero también para administrar Sacramentos. (JSG)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *