Universidad escocesa expulsa al capellán por un acto de reparación tras el orgullo gay

El padre Mark Morris, capellán de la Caledonian University de Glasgow, ha perdido su empleo de forma fulminante tras convocar una jornada de reparación tras la Marcha del Orgullo Gay en la ciudad escocesa. El obispado de la ciudad no se ha pronunciado.

Si ayer fue el padre Larkin, hoy le toca al padre Mark Morris: el caso es que defender la doctrina tradicional de la Iglesia se está convirtiendo en una actividad de riesgo.

Morris ha perdido fulminantemente su puesto como capellán de la Caledonian University de Glagow. ¿Su ‘pecado’? Celebrar una jornada de oración -quince decenas del Rosario durante dos días en el interior de la capilla- en desagravio por el despliegue blasfemo de la Marcha del Orgullo Gay en la ciudad escocesa, según informa la página web bbc.com.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *