Un sacerdote italiano ha sido secuestrado en Níger por presuntos Yihadistas

Pierluigi Maccalli, que pertenece a la Sociedad de las Misiones Africanas, llevaba 11 años en ese país del Sahel, y trabajaba en la parroquia de Bamoanga. El misionero desarrollaba una amplia labor en la escuela y el dispensario y era muy activo contra la ablación genital femenina

El sacerdote Pierluigi Maccalli ha sido secuestrado en Níger durante un ataque perpetrado por supuestos yihadistas en la noche del lunes al martes. El suceso ocurrió al sur del país, cerca de la frontera con Burkina Faso.

El presbítero, que pertenece a la Sociedad de las Misiones Africanas (SMA), llevaba 11 años en ese país del Sahel, y trabajaba en la parroquia de Bamoanga, a unos 125 kilómetros de la capital, Niamey.

En una nota publicada en Facebook, la SMA ha expresado su «gran preocupación» por lo sucedido y ha dicho estar «constantemente» en contacto con el Ministerio de Exteriores de Italia.

El misionero italiano, según diversas fuentes locales, habría sido secuestrado junto a una monja burkinesa de la que se desconoce su identidad. Las mismas fuentes aseguran que Maccalli llevaba a cabo una amplia labor en la escuela y el dispensario y era muy activo contra la ablación genital femenina.

Por el momento ningún grupo ha reivindicado el ataque, aunque la porosa frontera entre Níger, Malí y Burkina Faso facilita la presencia y el movimiento de grupos terroristas, algunos de ellos vinculados a Al Qaeda o a Estado Islámico. «La zona estaba en estado de emergencia desde hace varios meses debido a la presencia de terroristas procedentes de Mali y Burkina Faso», explica a Fides otro sacerdote presente en la zona, Mauro Armanino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *