Tribunal japonés: no es inconstitucional prohibir el «matrimonio» homosexual

The Hill / InfoCatólica

21/06/22
Un tribunal japonés dictaminó el lunes que la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en el país no viola la Constitución, y rechazó las demandas de indemnización de tres parejas homosexuales que dijeron que se había violado su derecho a la libre unión y a la igualdad.

La sentencia del Tribunal de Distrito de Osaka es la segunda que se dicta sobre este asunto, y discrepa de la dictada el año pasado por un tribunal de Sapporo que consideró inconstitucional la prohibición de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Ambas sentencias son reflejo de la división que sigue habiendo sobre el tema en Japón, el único miembro del Grupo de los Siete (G-7), compuesto por los principales países industrializados, que no reconoce las uniones entre personas del mismo sexo.

Es probable que al asunto llege a la Corte Suprema de Japón (最高裁判所 Saikō-Saibansho), de forma abreviada 最高裁 Saikō-Sai, con sede en Chiyoda (Tokio), que es la máxima autoridad de justicia en Japón. Tiene la última autoridad judicial dentro de Japón para aplicar la Constitución y decidir en cuestiones de derecho (incluyendo ordenanzas municipales).

En su sentencia, el tribunal de Osaka rechazó la petición de los demandantes de un millón de yenes (7.400 dólares) en concepto de daños y perjuicios por pareja por la discriminación que sufren.

Los demandantes -dos parejas de hombres y una de mujeres- formaban parte de las 14 parejas del mismo sexo que presentaron demandas contra el gobierno en cinco grandes ciudades -Sapporo, Tokio, Nagoya, Fukuoka y Osaka- en 2019 por violar los derechos de libre unión e igualdad.

Argumentaron que han sido discriminados ilegalmente al ser privados de los mismos beneficios económicos y legales que disfrutan las parejas heterosexuales a través del matrimonio.

Los grupos de derechos LGTBI habían presionado para que se aprobara una ley de igualdad antes de los Juegos Olímpicos de Tokio del verano pasado, cuando la atención internacional se centró en Japón, pero el proyecto de ley fue anulado por el partido conservador en el gobierno.

El tribunal de Osaka declaró el lunes que la libertad de matrimonio en la Constitución de 1947 sólo se refiere a las uniones entre hombres y mujeres y no incluye las del mismo sexo, por lo que la prohibición de los matrimonios entre personas del mismo sexo no es inconstitucional.

El juez Fumi Doi dijo que el matrimonio para las parejas heterosexuales es un sistema establecido por la sociedad para proteger una relación entre hombres y mujeres que tienen y crían hijos, y que las formas de proteger las relaciones entre personas del mismo sexo todavía están siendo objeto de debate público.

Según las normas actuales de Japón, las parejas del mismo sexo no pueden heredar las propiedades del otro, la casa u otros bienes que compartan, y no tienen derechos parentales sobre los hijos del otro. A menudo se les prohíbe alquilar apartamentos juntos, así como las visitas al hospital y otros servicios disponibles para las parejas casadas.

Más de 200 municipios de todo Japón, el 12% del total, han empezado a expedir certificados de unión no vinculantes para las parejas del mismo sexo desde que el distrito de Shibuya de Tokio se convirtiera en el primero en hacerlo en 2015.

El gobierno metropolitano de Tokio adoptó recientemente un plan para aceptar las inscripciones a partir de octubre de las parejas de minorías sexuales que deseen obtener certificados de sus uniones. Aun así, esto no es lo mismo que un certificado de matrimonio y no proporciona la misma protección legal.

Taiwán es el único territorio asiático que ha legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *