Semos así: Santiago, la Virgen y un vasito de sangría

Es que nosotros “semos” así. En un rato comienzo a celebrar al apóstol Santiago, patrón de España, con toda solemnidad en mis tres pueblos. Sí, ya sé que es día laborable, pero también sé que es hoy el día de Santiago, solemnidad y de precepto al menos en Madrid. Nuestro horario de misas, como en domingo. Ya saben: 11 en Gascones, 12 en La Serna del Monte y 13 en Braojos.

Pero es que la cosa no acaba aquí, porque resulta que en Braojos, ya les digo que nosotros “semos” así, al acabar la misa de las 13 h. sacaremos en procesión por las calles del municipio a la patrona, la Virgen del Buen Suceso, una preciosa y antiquísima talla, y acabaremos la fiesta matutina con un vasito de sangría (o los que se tercien). En principio, un sancocho de lo más variado, Santiago, Virgen del Buen Suceso y sangría, pero todo tiene su cosa.

La Virgen del Buen Suceso, patrona de Braojos de la Sierra, ha sido venerada “de siempre” en su ermita. En ella permanecía todo el año, hasta que el día de Santiago Apóstol era llevada con toda solemnidad al templo parroquial en el que quedaba expuesta a la veneración de los fieles hasta su fiesta y romería, los días 8 y 9 de septiembre.

Hoy, desgraciadamente, la Virgen no puede quedarse en la ermita. Vandalismo y amigos de los ajeno obligaron a que la Virgen se quede en el templo parroquial todo el año. Eso sí, como nosotros “semos” así, el día de Santiago, recordando la antigua tradición, sale en procesión por las calles del municipio, y se remata la mañana con una sangría compartida. Por supuesto, los días de su fiesta volverá a la ermita en una hermosa romería. Así que hoy tengo tres misas, procesión y sangría.

La pastoral rural es la de la suave y fecunda impregnación. Aquí, con los poquitos que somos, no resulta sencillo trasladar el esquema pastoral de grandes ciudades y parroquias basado, sobre todo, en grupos y movimientos y que puede llegar al 15, 20, ¿25? por ciento de la feligresía. En estos pueblos serranos la cosa va por los derroteros de un dejar que nuestro serrano sirimiri o calabobos o simple llovizna de fe vaya calando en estas piedras duras, digo serranos duros, y ablande unos corazones, aparentemente impenetrables, que se derriten ante su historia, sus raíces de fe, sus tradiciones, y por ahí ya les digo yo que la Virgen hace su tarea.

Hoy, solemnidad de Santiago, patrón de España, la fe va dejar en Braojos su riego calmado que va empapando la tierra, como a lo tonto, pero que la deja abierta a la fecundidad. Riego sereno que se nutre de un tocar de campanas –tres toques y solemnes, eh?-, llegar el señor cura, iglesia abierta tiempo antes, la Virgen colocada en sus andas, misa solemne del apóstol y la Virgen del Buen Suceso que hoy a cuerpo se echa a la calle para saludar a todos. La Virgen paseando, como una vecina más, y repartiendo sus gracias y bendiciones como solo ella puede hacerlo. Braojos, día de Santiago.

Desde Braojos, desde la sierra norte de Madrid, desde los aledaños del kilómetro 79 de la N-I, feliz día de Santiago. Misa a las 13 h. en Braojos y procesión con la Virgen. Si vienen, garantizo un vasito de sangría y la sonrisa de la Virgen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *