Razones realistas para ser cristiano

La contingencia es lo que no podemos controlar, por dos razones: la naturaleza y la libertad de los otros y eso hace de la vida un vaivén hasta que nos muramos. Por ello, el cristianismo para mi, no es una respuesta, ni filosofía, ni religión, sino una relación con una Persona : Jesús de Nazaret, quien es la base del cristianismo original, no las posteriores interpretaciones y predicaciones. Y aunque se podrá decir que los textos originales han sido trastocados, aún si así fuera, guardan una enorme carga de sentido y novedad en todo, en cómo llegaron a nosotros y los conocemos hoy (los evangelios). Creemos que el Único Dios, que es TriUnidad ( no existe sin la Relación) se reveló en ese Jesús de Nazaret, quien en su última semana, la histórica, la comprobable, fue pura contingencia: puro vaivén…lo recibieron triunfante, tuvo ira y echó a los mercaderes del templo, fue enjuiciado, condenado, ejecutado, resucitado, etc…todo en una semana de puro vaivén. Es decir, Dios no se impuso, se expuso, se encarnó en la contingencia de la vida, no le hizo el quite. El Dios real (no tu idea de Dios), por tanto, es realista, no nos salva de la contingencia, sino EN la contingencia y para ello se encarnó y se dejó afectar por ella, pues, sabe que nuestro gran problema es mantener la fe en medio de la contingencia o vaivén o marejada de la vida. Ella es tan rotunda que no existe en ningún idioma humano la palabra incontingencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *