Parolin vuelve y Pell se queda – la verdad de San Juan Pablo II

Fuente: SPECOLA / InfoVaticana

16 diciembre, 2020
«Ayer el cardenal Parolin fue dado de alta del hospital y regresó al Vaticano, donde reanudará sus funciones». Esperemos que mejore el gesto amargo que le suele acompañar siempre y cuyo origen imaginábamos más espiritual. Nos suponemos que no le están gustando nada los andares que está tomando el caso Pell.

Parolin nos anunció que Pell venía a Roma para hacer las maletas y regresar a Australia a terminar sus días; por ahora, se queda y se queda dispuesto a dar guerra. Golpean con fuerza de ‘vendetta’ sus palabras: «Es mucho peor si alguien dentro de la Iglesia intenta destruirte. Es por eso que espero que nunca haya suficiente evidencia para probar que el dinero del Vaticano se usó para sobornar directamente, ni tampoco para envenenar la atmósfera pública en mi contra. Espero que no haya pruebas que lo establezcan, por el bien de la Iglesia».

«Estaba acostumbrado a reunirme con el Papa Francisco cada dos semanas para hacerle saber lo que estaba haciendo. (…) Creo que lo primero que me dijo fue: «Gracias por su testimonio». Más tarde me dijo también: «Tenías razón en muchas cosas», y creo que se refería a los temas económicos sobre los que realmente ya no hay muchas dudas». Sin duda Pell, y no solo Pell, tiene razón sobre tantas cosas, el Papa Francisco no se la dio y, por lo que vemos, sigue sin dársela y sigue cavando la ruina.

Calabró nos ofrece otra breve entrevista con Pell: «Hizo un paralelo entre tu historia y la muerte de los banqueros Calvi y Sindona, ¿teme por su vida? No. Calvi y Sindona fueron asesinados, pero ellos mismos formaban parte de una red criminal … Con Calvi y Sindona, hago un paralelo lejano, eran criminales y yo no lo era, también porque hoy, comparado con muchos años atrás, se usa otra técnica para eliminar a una persona, la del asesinato público, la difamación y ensuciar la reputación».

El 28 de junio de 2017, pocas horas antes de la acusación contra Pell, el heredero de la familia mafiosa Gambino en Nueva York declaró que el Papa no debería haber amenazado a la excomunión de la mafia, porque incluso los sacerdotes pedófilos sudamericanos tienen una segunda oportunidad …

El cardenal Pell sigue con sus temores: «Verá, se transfirió mucho dinero del Vaticano a Australia en dos ocasiones en 2017 y 2018, coincidiendo con algunos pasos en mi juicio: este dinero ya fue encontrado. Se ha encontrado su punto de llegada a Australia y ahora las investigaciones de la Policía Federal Australiana están en curso para rastrear dónde terminó. Eso es mucho dinero: 2 millones de dólares australianos, no solo los 700 mil dólares reportados por un diario italiano, según las declaraciones que hizo a los investigadores monseñor Perlasca».

Sobre el caso Becciu, nos alegra estar en la misma línea que manifiesta el cardenal Pell: «Estoy a favor del debido proceso, las sanciones deben seguir la constatación de los hechos y no al revés». Y sobre la situación financiera del Vaticano no hace sino confirmarnos lo que sobradamente sabemos: «La situación es muy grave, comenzando por el sistema de pensiones. Existe un grave desequilibrio en las cuentas agravado considerablemente por la crisis de Covid.

Hay escasez de efectivo, dado que los Museos Vaticanos están parados. La secretaría de Estado parece haber perdido casi todos sus fondos tras el asunto de Londres…» La presencia de Pell en Roma está dando dolores de cabeza, es un hombre de clara doctrina y vemos su fe fortalecida en la prueba. Podemos estar ante un ‘aglutinador’ importante en tiempos de cónclave y esto empieza a preocupar, Australia se queda para las vacaciones…

De Polonia nos llega el ‘Llamamiento a la Verdad’, con 1.700 firmantes, para defender a San Juan Pablo II de las acusaciones, tras el Informe McCarrick. El pontificado del Papa Juan Pablo II está siendo atacado, nada nuevo, siempre ha sido atacado, porque representa a una Iglesia Católica que no concede nada al mundo, que pone a Cristo en el centro y es una Iglesia relevante:

«Todo esto sugiere que las calumnias y los ataques infundados a la memoria de Juan Pablo II están motivados por una tesis preconcebida, que percibimos con tristeza y profunda ansiedad. Como científicos, entendemos la necesidad de un estudio cuidadoso de las biografías de personajes históricos importantes. Sin embargo, la reflexión equilibrada y el análisis en profundidad no tienen nada que ver con la ruina de una imagen emocional, no racional o ideológicamente motivada».

«La extraordinariamente larga lista de méritos y logros de Juan Pablo II ahora está siendo cuestionada y cancelada. Para los jóvenes nacidos después de su muerte, la imagen deformada, hipócrita y humillada del Papa puede convertirse en la única conocida».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.