No temas pequeño rebaño

Pues no, no es imposible. Es un hecho que sucederá tal como ante nuestras narices suceden tantos hechos espeluznantes: el aborto, la eutanasia, el divorcio, la adicción a las drogas y a la tecnología, la persecución y el martirio de los cristianos, etc.

Es un hecho, Dios lo permite; pero, para qué permite Dios que el género humano llegue, una vez más, a un tan alto nivel de depravación?

Pues, para lo mismo por lo que siempre lo ha permitido: para apretarnos en cintura y que, ¡a ver si acaso!, aprendamos a elegir entre el Bien y el Mal ya que, de todos modos es la elección a la que se ve enfrentado cada ser humano llegado a la existencia; es lo que, entre rabietas y pataleos, nos hemos estado negando hacer desde la creación del mundo; de tal manera que nada nos espante sino perder la gracia ya que únicamente ella nos capacita para decir a Dios como directamente le ha dicho Fray Nelson Medina: “Dios: me niego a vivir como si Tú no existieras”.

Negarse a vivir sin Dios es lo que, al fin y al cabo, ha hecho Abrahám, Sara, Isaac, Jacob así como cada co-heredero que ha muerto “sin alcanzar las promesas: las vieron y las saludaron de lejos, reconociendo que eran extranjeros y peregrinos en la tierra.

Los que hablan así demuestran claramente que buscan una patria; y si hubieran pensado en aquella de la que habían salido [su patria terrena] habrían tenido oportunidad de regresar. Pero aspiraban a una patria mejor, nada menos que la celestial. Por eso, Dios no se avergüenza de llamarse «su Dios» y, de hecho, les ha preparado una Ciudad” Hebreos 11, 13-16

Que por gracia el sentido de tu peregrino viaje por esta tierra sea servir de ejemplo, servir de mártir e interceder por las almas al modo de Cristo; no solo para que recuerdes a la presente generación cómo vivieron nuestros antepasados sino para que en ello descubran el sentido al dolor y al sufrimiento que provoca el nivel de depravación al que ha llegado el género humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *