Nigeria – desafíos de los jóvenes nigerianos son similares a los del resto del mundo

“Los desafíos que esperan los jóvenes nigerianos son los que enfrentan los jóvenes de todo el mundo. Sin embargo, estos desafíos surgen de diferentes maneras y en diferentes grados en diferentes partes del mundo”, dijo Mons. John Akinkunmi, obispo de Osogbo y presidente de la Comisión para la Juventud de la Conferencia Episcopal de Nigeria, en su discurso de apertura de la conferencia organizada por la Organización Católica de la Juventud de Nigeria (CYON, por sus siglas en inglés).

 

“Los desafíos a los que se enfrentan los jóvenes de todo el mundo son similares. A principios de este año, la organización benéfica de Educación y Salud entrevistó a 1.600 jóvenes de entre 16 y 25 años sobre los desafíos que enfrentan los jóvenes en nuestro tiempo.

 

Los primeros 10 desafíos identificados por los 1.600 jóvenes entrevistados son: falta de oportunidades de empleo; fracaso en el sistema educativo; problemas de imagen corporal; problemas familiares; abuso de sustancias; presiones de la difusión de la ideología materialista; falta de vivienda asequible; estereotipos negativos; presiones de las redes sociales; y delincuencia”, señaló el obispo Oyejola.

 

El seminario tiene como objetivo situar las conclusiones del Sínodo sobre la Juventud de octubre de 2018 en el contexto de la juventud nigeriana. “Los oradores de nuestro seminario no sólo examinarán las graves cuestiones planteadas en el Sínodo sobre la Juventud desde una perspectiva global, sino que también discutirán la situación en Nigeria”, dijo Mons. Oyejola.

 

Uno de los problemas más acuciantes es la propagación de las drogas entre los jóvenes nigerianos. Según la Asociación de Médicos Católicos Nigerianos, la drogadicción ha adquirido una dimensión alarmante y es un factor importante para determinar la alta tasa de suicidio juvenil en el país.

 

Según los médicos católicos, la drogadicción tiene múltiples efectos negativos en la familia y en la sociedad, y se ha convertido en una epidemia que está devastando a los nigerianos de todas las edades, incluyendo a los estudiantes de primaria y secundaria y a los estudiantes de secundaria.

 

Según una encuesta reciente de la Oficina Nacional de Estadística de Nigeria (NBS) y de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), en 2018 el 15% de la población adulta nigeriana registraba un “nivel considerable” de uso indebido de drogas, especialmente en el grupo de edad de 25 a 39 años. Entre los jóvenes, el consumo simultáneo de varias sustancias está muy extendido.

 

A pesar de las dificultades, el obispo aseguró que “si se gestionan bien, los talentos, el entusiasmo y el vigor de los jóvenes pueden ser verdaderos instrumentos en manos de la Iglesia para conseguir cosas magníficas para el Señor”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *