Muere Tomko, uno de los tres que realizaron el informe secreto sobre el Vatileaks

Carlos Esteban / InfoVaticana

Ha muerto a los 98 años el cardenal eslovaco Jozep Tomko, uno de los tres cardenales (junto a Julián Herranz y Salvatore De Giorgi) a quienes el entonces Papa reinante Benedicto XVI encargó un informe sobre la Curia vaticana tras el estallido del escándalo Vatileaks y poco antes de su renuncia. Benedicto XVI anunció su intención de no revelar el contenido de dicho informe.

El cardenal Jozef Tomko murió la madrugada del lunes en Roma a la edad de 98 años. En el momento de su muerte, el cardenal era el miembro más anciano del Colegio Cardenalicio. Tomko fue miembro del Colegio Cardenalicio durante más de 37 años después de que San Juan Pablo II lo hiciera cardenal en el consistorio de mayo de 1985.

Confidente de Juan Pablo II, Tomko había sido secretario general del Sínodo de los Obispos durante casi seis años en el momento en que fue creado cardenal. Dos días después, el 27 de mayo de 1985, fue nombrado prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos. Se desempeñó en esa posición hasta su jubilación en 2001 a la edad de 77 años.

Durante los siguientes seis años, Tomko sirvió como presidente del Pontificio Comité para los Congresos Eucarísticos Internacionales. En este cargo, asistió a varios eventos internacionales como enviado del Vaticano.

En 2012, tras el escándalo del Vatileaks, en el que se publicaron correos privados de miembros de la Curia, el Papa Benedicto ordenó la creación de una comisión de tres miembros, entre los que figuraban Tomko y sus colegas Julián Herranz y Salvatore Giorgi, encargada de investigar posibles desmanes en la Curia romana, dándoles amplios poderes para interrogar personalidades dentro y fuera de la Curia.

En julio de ese mismo año entregaron a Benedicto XVI su primer informe y luego continuaron sus pesquisas, hasta el pasado 17 de diciembre que fueron recibidos nuevamente por el pontífice. Benedicto decidió no hacer público el informe, que entregó a su sucesor Francisco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *