Muere el último superviviente de la masacre de los monjes de Tibhirine

Carlos Esteban / InfoVaticana

Este domingo ha muerto a los 97 años Jean-Pierre Schumacher, uno de los dos únicos supervivientes del secuestro y asesinato de siete monjes cistercienses del Monasterio de Tibhirine, en Argelia, la historia en la que se basa la película “De dioses y hombres”.

En 1996, un grupo de islamistas radicales asató el monasterio benedictino de Tibhirine, en Argelia, secuestrando a todos los monjes que había en él y dejando con vida a solo dos, entre los que se encontraban el hermano Amédée, muerto en 2008, y Jean Pierre, que se reunió con el Papa durante la visita de Francisco a Rabat en 2019.

Jean-Pierre permaneció en Argelia, como el que pronto será beato, Charles Foucault, durante más de 30 años, siendo testigo del Evangelio en un país casi exclusivamente musulmán. En la noche del 26 al 27 de marzo de 1996 el grupo Islámico Armado (GIA) entró en el monasterio de Tibhirine, que hasta entonces había destacado por su buena integración con la población local. Los terroristas secuestraron a siete de los religiosos que vivían allí; incluido el prior, el hermano Christian de Chergé. El 21 de mayo, el grupo islámico Armado (GIA) reclamó la autoría de la muerte de los religiosos.

Los siete monjes ejecutados en 1996 fueron beatificados el 8 de diciembre en 2018 en Orán, junto con otros 12 religiosos muertos durante la guerra civil de Argelia. El hermano Jean-Pierre asistió a la ceremonia.

El P. Daniel Nourissat, vicario de la Catedral de San Pedro en Rabat, aseguró a AFP que el hermano Jean-Pierre fue “un hombre simple y fraterno que sabía que su misión era dar testimonio de lo que experimentó en Tibhirine”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *