Monseñor Aguer: “El gobierno tira la piedra y esconde la mano”

Aica

 

Desde hace varios sábados, en el programa Claves por un Mundo Mejor que se emite por el canal 9 de TV, y en el que tiene el espacio editorial, el arzobispo emérito de La Plata, Monseñor Héctor Aguer, viene hablando sobre la Educación Sexual Integral (ESI) y la ideología de género por considerarlos “temas del momento, pero con una consecuencia de futuro terrible”.

“Tengo la impresión -dijo al comienzo de su reflexión del sábado 24 de noviembre-, de que los funcionarios del actual gobierno tiran la piedra y esconden la mano, porque comienzan a decir algunos que en realidad la educación sexual integral no se va a llevar a cabo”.

“Claro -prosiguió-, se acercan las elecciones y el oficialismo advierte que en este tema no tiene las de ganar. Hay una ley del año 2006 a la que las provincias debían adherir, porque es una ley nacional, pero algunas provincias en vez de adherirse a ella promulgaron sus propias leyes”.

 

Una ley que destila odio contra la Iglesia

“La provincia de Buenos Aires tiene una ley, la 14.744, que es una calamidad y ahora, peor todavía, tiene media sanción de los diputados una ley que, ya en sus fundamentos, destila odio contra la Iglesia como si nosotros fuéramos los responsables o los únicos que estamos en contra de la perversión de los niños y de los adolescentes a través de esta materia. Nos acompañan en el repudio nuestros hermanos evangélicos”.

“Pero esta -añadió- es una cuestión sobre la que el Presidente de la Nación, hace pocos días, en un discurso, dijo que es transversal. Aquí rige transversalmente la perspectiva de género. El presidente obedece puntualmente a quienes inyectan dólares a nuestras ruinosas finanzas.

Al parecer, según los funcionarios, esto no es para alarmarse, porque no va a pasar nada”. ¡Pero está pasando!, exclamó el prelado. Y para fundamentar su alarma, monseñor Aguer leyó una carta enviada por la señora María Cullen al diario La Nación, “una carta verdaderamente extraordinaria que me pareció oportuno que todo el mundo la conozca. Su título es “Por los chicos” y dice así:

 

Carta de la Sra. María Cullen publicada en La Nación

“Los padres no nos oponemos a que se enseñe sexualidad a nuestros hijos, pero una sexualidad sana, con valores, fundada en la ciencia y en la biología. La ESI (Educación Sexual Integral) puede ser un buen instrumento, pero los contenidos que con su excusa se están dando están rompiendo la cabeza de los chicos con ideología de género, una sexualización temprana y una visión totalmente hedonista.

Aunque traten de negarlo, sí se les enseña sobre masturbación (por favor vayan a los manuales) y esto a partir de los dos años. A los diez ya les enseñan orientación sexual, juegos pre sexuales y sexuales. Lo más grave es que los contenidos de los manuales se aplican según la “creatividad” del maestro o instructor, y así vemos en una escuela en Brandsen donde se enseñó a alumnos de sexto grado a masturbarse y a usar consoladores, a un jardín de infantes de Mendoza que hizo un taller para que los varones aprendieran a usar collares y a maquillarse, o a una escuela primaria de González Catán que pidió a los alumnos que reescribieran cuentos clásicos con la consigna de que Rapunzel debía ser transexual, Pinocho gay y Caperucita lesbiana.

No debería extrañar si, paralelamente, el Estado nacional invita a los niños a partir de los doce años a chatear con un desconocido en línea y en forma confidencial sobre temas sexuales (¿para qué los habré cuidado siempre de los extraños en las redes sociales?), o el gobierno de la ciudad auspicia videos en los que se cuenta lo divertido y glamoroso que es ser una drag queen. No son casos aislados. Por nuestros hijos y por el futuro del país, urge participar y frenar este abuso”.

 

El Estado no tiene derecho a hacer esto

Al terminar la lectura Mons. Aguer afirmó que “la carta es impecable”, porque “esto está pasando. No tiren la piedra y escondan la mano. Está pasando esto, están pervirtiendo, están corrompiendo a la juventud argentina. Nos hemos preguntado varias veces: ¿Y la patria potestad? ¿Los papás saben que les enseñan esto a sus hijos? ¿Quieren que se haga? ¿Y la libertad de educación, de la educación en general y la libertad de la Iglesia? ¿Y la libertad de cualquier instituto de gestión privada? El Estado no tiene derecho a hacer esto”.

“Es inconcebible -continuó reflexionando el arzobispo emérito- cómo un partido y un gobierno que son considerados liberales o neoliberales y parece que lo son en economía, aunque diría que, más bien, es un gobierno sumiso a los dictados de la gran finanza internacional pero en esta materia son autoritarios, son totalitarios y responden a los dictados de la gran finanza internacional: hambrean al pueblo y corrompen a sus hijos”.

Como contraste el arzobispo citó el caso de China. Dijo: ¿Qué curioso, no? China que es un país totalitario no quiere saber nada con la educación sexual integral ni con la ideología de género porque dice que la familia es la base de la sociedad. Esto en China que es un país marxista. Acá en un país “católico” nosotros nos tragamos que a nuestros chicos los perviertan de esta manera”.

 

Ideología o perspectiva de género

“He oído en algún ambiente católico que hay que decir perspectiva de género y no ideología de género. No estoy de acuerdo con esta postura. La perspectiva es el ángulo de visión desde el cual se considera un asunto pero en el caso del género es una ideología bien trabada y tiene que ver con el constructivismo que afirma que no existe una naturaleza humana y que no hay varón y mujer sino que hay posibilidades de ciento y pico de géneros.

Por eso yo la llamo ideología de género, porque es una ideología con la cual se quiere masajear el bocho de nuestros chicos y por eso, como dice muy bien esta señora, no lo tenemos que permitir y hay que manifestarse e impedir que siga consumándose esta iniquidad”.

Por último monseñor Aguer, tras afirmar que “los medios de comunicación apoyan masivamente la ideología de género”, manifestó que “en las elecciones de 2019 hay que exigir a los candidatos que se definan sobre esta cuestión, que no se hagan los distraídos, que no engañen al pueblo con sus planteos pseudo democráticos, y pidió que el actual gobierno masónico, que intentará perpetuarse, “se saque la careta y no confunda a la gente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *