Método de meditación católica apoyado en la contemplación de obras de arte sacro

El artista, profesor y escritor británico David Clayton, Director de la Pontifex University, propuso en un artículo para New Liturgical Movement algunas técnicas que pueden ayudar a los creyentes a orar con apoyo en obras de arte sacro. Para el autor, la promoción de la belleza de la tradición artística católica puede ser un camino valioso de Nueva Evangelización para extender a la fe a los no creyentes y los alejados.

Sin necesidad de insistir en  la importancia del arte sacro o sus características y su simbolismo, propuso de una manera simple una descripción de cómo un creyente puede apoyarse en las obras de arte sacro para mejorar su oración. “Es muy simple en realidad. Lo que yo le diría es: ore como usted lo haría normalmente pero admire el arte sacro mientras lo hace.”

“El buen arte sacro va a promover una actitud correcta en la persona que ora a través de la combinación de su contenido, el diseño de su composición y sus elementos de estilo. En este sentido, el artista hace el trabajo duro en anticipación para que sea fácil y natural para nosotros”.

“Si usted está orando a la Virgen María, vea la imagen de Ella y trate la imagen como usted la trataría a Ella, con el mayor respeto”. “Podemos besar o inclinarnos ante la imagen, entendiendo que estamos ofreciendo ese respeto propiamente no a la imagen, sino a quién está representada a través de la imagen”.

Sencillos gestos pueden ser adoptados por los fieles durante la liturgia sin necesidad de una autorización especial, como mirar hacia la imagen de Cristo cuando Él es mencionado en la Eucaristía o, en el momento en que se menciona a la Santísima Virgen o a los Santos, dirigir la mirada a ellos, haciendo una pequeña reverencia en ese instante.

Clayton también promueve la disposición de imágenes sagradas o iconos en el hogar, de manera que colaboren en el desarrollo de un hábito de oración en todos los momentos posibles. “La imagen se asociará en nuestras mentes con todas las palabras de nuestras oraciones, con la meditación y los pensamientos inspirados que ocurren durante estas oraciones.

Cada vez que vemos la imagen los recuerdos se representarán dentro de nosotros”. “Por ejemplo, si simplemente nos aseguramos de que miramos a una imagen de María cuando rezamos el Rosario, entonces las verdades asociadas con el Rosario y nuestra rmeditación de los misterios estarán asociados en nuestras mentes con la imagen de María.

En cierto punto, simplemente ver la imagen traerá a nuestra mente en un solo momento lo que sabemos acerca de Ella y lo que sabemos acerca de su Hijo a través de Ella. Es como si todo el tiempo de oración se comprimiera en una vista momentánea de la imagen. Esto es justamente lo que pasa cuando vemos a una persona que amamos y de quien hemos estado separados; todo lo que sabemos acerca de esa persona está con nosotros en la alegría de ver a esa persona nuevamente”.

El artista recomendó los estilos tradicionales de arte católico para promover este tipo de oración de forma que faciliten la obtención de estos efectos saludables. “Estoy asumiendo también sabiduría de parte de la persona que elige ese arte y su ubicación en el lugar de culto o de oración”, comentó.

“Algunos estilos pueden más bien distraernos aunque su contenido sea correcto. Cuando escogemos arte para nuestro hogar es una opción personal, pero yo sería mucho más conservador al escoger arte para una Iglesia, ya que debe llegarle a tantos como sea posible. Es más probable que los estilos tradicionales logren esto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *