Me despido… por una semana

Jorge González Guadalix 

 

 

Mi costumbre es escribir tres o cuatro veces por semana cuando menos. Y mis lectores, que ya saben de esa costumbre, buena o mala según, si de repente me ven inactivo una semana entera son capaces de barruntar cualquier inconveniencia, inconveniente o imposibilitante. Por eso prefiero contar lo que pasa.

 

Bueno, en realidad, pasar, lo que se dice pasar, no pasa nada. Simplemente que esta próxima semana voy a dirigir unos ejercicios espirituales a un grupo de sacerdotes de la diócesis de Lugo. No sé si voy a tener internet ni me importa. Personalmente quiero también a provechar la semana que viene para estar tranquilo, rezar, leer y no hacer otra cosa que pasarla en Dios con ese grupo de hermanos.

 

Ya saben mis lectores que formamos, más que un grupo, una comunidad eclesial peculiar bajo el patrocinio del señor san José, en la distancia virtual, que no de comunión en Cristo, y que esta semana próxima les toca apoyar estos ejercicios con su oración.

 

Esta semana próxima, pues, ni escritos en el blog, ni recibir “El serranito” ni nada parecido. Mis tres pueblos quedan al cuidado de un compañero cercano.

 

Lo dicho, recen por nosotros y ya les contaré a la vuelta.

 

¡Felices reyes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *