Madrid- España: “María, muéstranos a Jesús”, celebración de la Virgen de la Almudena

La Archidiócesis de Madrid se prepara para celebrar a su Patrona: Santa María la Real de la Almudena, cuya solemnidad litúrgica tendrá lugar el próximo viernes 9 de noviembre. “María, muéstranos a Jesús”, será el lema de la celebración que este 2018 se enmarca dentro de las celebraciones del Año Jubilar Mariano por el 25º aniversario de la dedicación de la Catedral madrileña.

En una carta dirigida a los fieles de la capital española con ocasión de la festividad patronal, el Arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro, señala: “La Virgen de la Almudena nos pide una vez más que rompamos murallas, construyamos puentes, eliminemos distancias, vivamos la fraternidad evangélica, que nos hace descubrir en cada hombre un hermano, y tender nuestra mano y nuestro corazón a todo aquel que nos necesite, sin importar cómo sea o de dónde venga”.

Luego añade en relación con el lema de la solemnidad de la Virgen de la Almudena: “María nos muestra y nos da a Jesús para que con Él no dudemos de que podemos hacer de nuestro mundo un lugar de encuentro y fraternidad”.

Los cultos en honor a la Patrona de Madrid comenzarán el 5 de noviembre con el inicio del Triduo que se extenderá hasta el 7 de noviembre, y tendrá lugar cada día con celebración Eucarística en la Catedral.

El jueves 8 de noviembre, hasta el día 11, la Plaza de la Almudena acogerá la tradicional ofrenda floral a la Virgen, realizándose cada día. En unión a la ofrenda florar, también habrá un signo solidario con la donación de alimentos que se entregarán a los comedores sociales que atienden las diferentes parroquias de la ciudad.

El 9 de noviembre, en la solemnidad de la Virgen, la Catedral abrirá sus puertas, con Misas en la Catedral. La Eucaristía central será en la Plaza Mayor, siendo presidida por el Cardenal Osoro y concelebrada por los Obispos Auxiliares de Madrid, además de los Vicarios Episcopales y los presbíteros de la ciudad. En la ocasión también estarán presentes las autoridades civiles, y se hará la tradicional renovación del Voto de la Villa, para confiar a la Patrona de los manileños los anhelos y proyectos de la capital.

Antes de la Misa en la Plaza Mayor, la imagen de Nuestra Señora de la Almudena saldrá en procesión para estar presente en la celebración Eucarística. Recorrerá las calles Sal, Mayor y Bailén.

Los homenajes a la Virgen culminarán el sábado 10 con la Eucaristía en la Catedral y el rezo de la sabanita ante la imagen de la Virgen en la Plaza de la Almudena.

Los orígenes de la imagen de Santa María la Real de la Almudena están relacionados con una leyenda que la vincula con los tiempos apostólicos. Se dice que la imagen fue llevada a España por el Apóstol Santiago cuando predicó allí el Evangelio, que fue pintada por San Lucas y tallada por Nicodemus.

La tradición señala que la imagen ya se veneraba en la pequeña villa, que luego sería la capital española, bajo la advocación de “Santa María de la Vega” o de “La Concepción Admirable”. Con el paso de los años, y ante la inminente invasión musulmana que ocurrió entre los años 711 al 714, los cristianos de la villa decidieron esconder la talla de la Virgen en la muralla para evitar una profanación.

La imagen sería hallada el 9 de noviembre de 1085. El Rey Alfonso VI convocó una procesión que al llegar al cubo de la muralla cercana a la entonces llamada “Almudayna” unas piedras se derrumbaron dejando ver en un hueco la hermosa efigie de la Madre de Dios, que tenía junto a sí dos cirios encendidos.

La talla actual de Nuestra Señora de la Almudena -venerada en la Catedral- es de finales del siglo XV o principio del XVI. Sustituyó a la primitiva que se quemó en tempos de Enrique IV, es decir entre los años 1425 y 1474. Se trata de una imagen de madera de pino dorada y policromada en la que parece María sosteniendo al Niño Jesús en sus brazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *