Líderes católicos y de otros credos rezan juntos en el 77 aniversario del holocausto

ACI Prensa

Líderes religiosos rezan en Auschwitz-Birkenau en el 77 aniversario de la liberación del campo de concentración nazi. Credito: Wojciech Grabowski / sitio web de Auschwitz.

Líderes religiosos rezan en Auschwitz-Birkenau en el 77 aniversario de la liberación del campo de concentración nazi. Credito: Wojciech Grabowski / sitio web de Auschwitz.

El 27 de enero, líderes de la Iglesia Católica y de otras religiones se reunieron en Auschwitz-Birkenau (Polonia), para conmemorar el 77 aniversario de la liberación del antiguo campo de concentración nazi donde murieron más de 1,1 millones de personas entre 1940 y 1945.

En el encuentro transmitido en vivo, Mons. Piotr Greger, Obispo Auxiliar de Bielsko-Zywiec, al sur de Polonia, rezó en Auschwitz II-Birkenau, el más grande de los campos de concentración que formaron el complejo de Auschwitz.

En el momento de oración ecuménico, también participaron el rabino jefe de Polonia, Michael Schudrich, el obispo luterano polaco Adrian Korczago, y el hieromonje Aleksander Mokriszczew, de la Iglesia ortodoxa autocéfala polaca.

El rezo formó parte del programa del evento y se realizó en el auditorio del Centro Internacional para la Educación sobre Auschwitz y el Holocausto.

Debido a la pandemia del COVID-19, solo asistió un pequeño número de invitados, entre ellos, algunos sobrevivientes del Holocausto que compartieron sus historias y reflexiones.

Una de las sobrevivientes, la escritora Halina Birenbaum, de 92 años, dijo que “en todos los largos años desde mi liberación de estos infiernos en la tierra, no he dejado de contar lo que viví entonces, de lo que fui víctima y testigo presencial”.

Asimismo, expresó su preocupación de que las nuevas generaciones no aprendan la verdad histórica sobre el Holocausto.

“Nacen y crecen nuevas generaciones para quienes esta historia es lejana, vieja, como si no les implicara. Especialmente, porque estos eventos son tan aterradores, y a uno le gustaría escapar de las penas y tragedias en lugar de sumergirse en ellas”, dijo.

“Uno quiere olvidar, menospreciar, negar su existencia, falsificar la historia. Y olvidar los hechos criminales de esta guerra y el Holocausto, es simplemente repetir esta terrible amenaza”, agregó.

Por su parte, Bogdan Bartnikowski, de 90 años, que fue enviado a Auschwitz cuando tenía 12 años después del Levantamiento de Varsovia, recordó que en una reciente reunión con sus estudiantes le preguntaron si existía un colegio en el campo de concentración.

“En la reunión, se hizo la pregunta: ‘¿Había una escuela en Birkenau?’ Me eché a reír ¿Birkenau? ¿Una escuela? Pero después de un momento pensé: ‘Sí, había una escuela. Era una escuela de supervivencia’”, dijo.

“Una escuela donde querían hacernos esclavos, donde querían quitarnos la esperanza de cualquier tipo de vida, prepararnos para marchar de cinco en cinco como animales a la cámara de gas. De acuerdo con el propósito de este campamento”, agregó.

Al encuentro también asistieron miembros de una delegación francesa encabezada por el primer ministro de Francia, Jean Castex, así como representantes de las autoridades polacas y embajadores de muchos países.

Al final del evento, se colocaron velas en un monumento ubicado en los terrenos de Birkenau.

Cada 27 de enero, el mundo conmemora el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto 2022, donde se recuerda el aniversario de la liberación de Auschwitz por el Ejército Rojo en 1945.

Esta fecha fue establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2005, y busca honrar a los seis millones de judíos asesinados en total por las fuerzas de la Alemania nazi, durante la Segunda Guerra Mundial.

El Papa Francisco recordó el día con una reunión de una hora con la sobreviviente del Holocausto Edith Bruck. Además, recordó este día durante su audiencia general del 26 de enero, donde dijo que “es necesario recordar el exterminio de millones de judíos y personas de diferentes nacionalidades y creencias religiosas. Esta crueldad indescriptible nunca debe repetirse”.

“Hago un llamado a todos, en especial a los educadores y las familias, para que fomenten en las nuevas generaciones la conciencia del horror de esta página negra de la historia. No debe olvidarse, para que podamos construir un futuro en el que la dignidad humana ya no sea más pisoteada”, agregó.

Por su parte, el presidente del comité de obispos polacos para el diálogo con el judaísmo, Mons. Rafal Markowski, rindió homenaje a los que sufrieron a causa del holocausto.

“Recordamos sus destinos trágicos, creyendo firmemente que Dios es el Dios de la vida, y que el hombre vive para siempre en Dios”, dijo en una declaración el 27 de enero.

“También conmemoramos las acciones heroicas de muchas personas, conocidas y desconocidas por su nombre, que, como San Maximiliano María Kolbe, no se dejaron vencer por el mal, sino que lo vencieron con el poder del bien”, agregó.

“Que sus historias nos motiven a luchar responsablemente por la paz, por el respeto a la vida, la dignidad y la libertad de cada persona y nación”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.