La iglesia en Colombia celebra el IX congreso nacional de reconciliación.

Fides / InfoCatólica

22/11/22
El IX Congreso Nacional de Reconciliación, del 22 al 24 de noviembre, se realiza en un momento clave para la paz en Colombia, ya que se han reanudado las conversaciones de paz entre el gobierno y la guerrilla del ELN. Dichas conversaciones tienen lugar en Caracas. Esa guerrilla tiene una presencia destacada precisamente en la frontera entre Colombia y Venezuela.

Así lo ha destacado Monseñor Héctor Fabio Henao, delegado para las relaciones Iglesia-Estado de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), durante la presentación del Congreso de Reconciliación sobre el tema «Abriendo caminos de diálogo y esperanza», que organiza la Conferencia Episcopal de Colombia, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS) y la Comisión Nacional de Reconciliación (CCN).

Según informaciones recogidas por la Agencia Fides, representantes del gobierno colombiano y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) retomaron ayer lunes en Caracas los diálogos de negociación de paz, interrumpidos en 2018, cuando se celebraron en Cuba, por decisión del entonces presidente de Colombia, Iván Duque. Venezuela es uno de los tres países, junto con Cuba y Noruega, garantes de los acuerdos, y juega un papel especialmente importante debido a su proximidad con Colombia y a la fuerte presencia del ELN en las zonas fronterizas.

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales, celebrada en Colombia el 19 de junio de 2022, supuso la victoria del líder de la izquierda, Gustavo Petro, y de Francia Márquez, candidata a la Vicepresidencia.

En varias ocasiones, los obispos han instado a todos los colombianos a participar en las elecciones, para fortalecer el sistema democrático y ayudar a construir un país mejor. Al día siguiente de la elección de Petro, el Arzobispo de Bogotá, Monseñor Luis José Rueda Aparicio, Presidente de la Conferencia Episcopal, expresando sus felicitaciones, reiteró el compromiso de la Iglesia de «seguir trabajando y luchando por la paz, la reconciliación y la fraternidad entre todos los colombianos».

«Este IX Congreso se realiza en un momento muy clave – ha dicho Mons. Héctor Fabio Henao en la presentación del Congreso – , en el cual se trata de fortalecer la esperanza, de crear un ambiente que nos ayude en medio de todas las expectativas que hay en el país, frente al enorme desafío de crear una nueva forma de convivencia, una nueva forma de encuentro, de relacionamiento en la población colombiana».

Además, ha agregado que el Congreso muestra un horizonte importante de que la Reconciliación y la paz sí son posibles y ha invitado a no desfallecer en la larga y compleja tarea de la reconciliación: «el horizonte que se está emprendiendo hoy en el país es de largo aliento, es una tarea de largo alcance, ya hemos dado pasos importantes, pero hay desafíos presentes que nos exigen seguir trabajando incansablemente por la reconciliación de nuestro país». El congreso pues, constituye una ocasión muy importante de encuentro y de escucha, «porque la escucha es clave en el proceso que estamos viviendo, en el proceso de reconciliación» y será además «un espacio de diálogo en medio del respeto».

El IX Congreso de Reconciliación Nacional prevé una amplia participación y presentación de las experiencias de la Iglesia y de las comunidades de los territorios, sobre el diálogo social, la reconciliación y la paz. En este contexto, la metodología de trabajo incluye iluminaciones doctrinales, presentación de experiencias significativas, amplio espacio para preguntas, espacios interactivos de participación, presentación de iniciativas regionales… Con el material recogido durante el Congreso, se elaborará un documento para la formulación de estrategias que fortalezcan el trabajo de la Iglesia Católica en la construcción de la paz, y sus aportes a la reconciliación y al diálogo social en la sociedad colombiana.

Monseñor Juan Carlos Barreto, obispo de Soacha y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, ha destacado en su presentación del Congreso que todas las jurisdicciones eclesiásticas, organizaciones y líderes que trabajan por la paz están involucrados. También ha dicho que este encuentro debe conducir a la fraternidad del pueblo colombiano, a la reconciliación de todos, en un país tan afectado por diversos actos de violencia. «En la construcción de la paz en el país estamos todos implicados con diferentes responsabilidades, el Estado, la sociedad civil y también las personas y grupos que han decidido golpear al país por la vía de las armas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.