La del WATER, en sus consecuencias

Una de las “grandes estrellas” del pasado congreso de la Juan XXIII fue una tal Mary E. Hunt, que según el propio congreso es teóloga feminista, católica activa en el movimiento de mujeres-iglesia y en asuntos religiosos LGBTIQ, y Codirectora de la Alianza de mujeres para la Teología, Ética y Rituales (WATER). Ya dije en su momento que las siglas las carga el diablo, y que presentarse en España como codirectora de una cosa llamada WATER presagia las peores conclusiones.

Supongo que, ya que ha venido a España, y que el viaje habrá costado un pastizal, y prefiero no pensar pagado por quiénes o por qué, hay que amortizar la presencia como sea, y una parte del como sea es una extensa entrevista publicada, a que no se lo imaginan, en Religión Digital. Vale. Todo previsible. Total, la codirectora del WATER no va a soltar ideas perfumadas y Dios os cría y ellos se juntan.

La primera deposición de la señora teóloga consiste en afirmar, muy en la línea anticlerical y feminista, que “todos los curas son cómplices de la crisis de abusos”. Hombre, claro. ¿Varón y cura? Culpable. Pues va a ser que no. Servidor, cura párroco, y párroco de tres parroquias, dice, con toda la fuerza de su voz y de su blog, que con las mismas pruebas la cómplice puede ser su señora madre, la de la teóloga del WATER, porque un servidor nanay. A servidor le encantan las señoras, aunque se aguanta, abusos en jamás de los jamases, y no conozco ningún caso directo. Por tanto, ni autor ni cómplice ni encubridor. A lo mejor los cómplices son otros y otras que llevan décadas enseñándonos la abolición del sexto mandamiento, del juicio y del infierno.

La segunda defecación consiste en volver una y otra vez a una cosa superada por todos los lados como es eso del “modelo de Iglesia” y “modelo de catolicismo”, liquidado hace años desde la misma Iglesia. No importa. Es tenaz. No hay modelos de Iglesia. Lo denunció en su momento el cardenal Ratzinger. Lo denunciaron los obispos españoles ya en el año 1988: “se cae en la tentación de encerrarse en la propia posición justificativa por el ‘modelo’ de Iglesia que se ha escogido; cuando, amparándose en un determinado ‘modelo’ se rechazan elementos o aspectos del ser constitutivo de la Iglesia; o cuando se aplica sin más a la Iglesia un ‘modelo’ social o político sin tener en cuenta la naturaleza peculiar de la misma.

La tercera evacuación iría en torno a la liturgia. Esto dice referente a la misa final del congreso: “Acabamos de salir de la liturgia final del Congreso, a cargo de la comunidad LGBTIQ … Muy, muy bien hecha, y el papel del sacerdote ordenado fue mínimo en el mejor de los casos. Toda la comunidad participó, y nadie echaba de menos a alguien que usaba túnicas similares a las de Halloween.” Interesante. Veinte siglos utilizando ornamentos, los mismos que usaban los grandes santos de la Iglesia, hasta que nos viene una iluminada que acaba de descubrir que los ornamentos con que celebraban San Pio, San Juan Pablo II, San Ignacio o San Agustín, en realidad eran túnicas de Halloween.

La cuarta deyección está en lo que dice del papa Francisco, al que considera “un regalo envenenado”. Normal. Para esta progresía Francisco es conservador y alguien que no quiere comprometerse. Llega incluso a decir que aquella famosa frase de “quién soy yo para juzgar” fue lamentable porque piensa que el papa debe juzgar para decir que el amor está donde la gente del WATER quiere y decide.

Por cierto, y acabo, esta señora codirectora del WATER se presenta como teóloga, feminista, lesbiana, con pareja y una hija. Pura objetividad de pensamiento. Ah, se me olvidaba: desde su experiencia ella sabe que la Compañía de Jesús es mayoritariamente gay.

Pues bien, esta señora o señorita, o tipeja, o individua u lo que sea, ha sido una de las grandes estrellas del último congreso de la Juan XXIII. Sí. Esta, la el WATER. Y evacuó. Como no podía ser de otra manera.

Acuérdense de tirar de la cadena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *