La defensa de la castidad de un joven laico frente a la tibieza del padre Damián

InfoVaticana

Esta semana el Dicasterio de Laicos, Familia y Vida publicaba unas pautas de orientación para los noviazgos y matrimonios cristianos.

En esas indicaciones, la Iglesia vuelve a recordar el valor primordial de vivir la castidad, cada uno según su condición. En el caso de los novios, viviendo la continencia hasta el matrimonio.

Pues bien, a pesar de recordar lo que la Iglesia enseña desde siempre, durante este fin de semana ha circulado por las redes sociales un trozo de un vídeo de un debate organizado por «Playz», el canal joven de RTVE, en donde participaban entre otros el padre Damián, conocido por su actividad en redes sociales donde ha mantenido posturas polémicas con numerosos temas y un joven laico católico. El debate trataba sobre si está de moda ser cristiano.


En el debate hay un momento en el que se aborda el tema de la sexualidad y virginidad dentro de la Iglesia. Pablo, el joven laico y catequista que participa en el programa afirma sin tapujos que «cree que es bonito conservar la virginidad hasta el matrimonio. Esa virginidad te da una pureza y significa entregarse a esa otra persona y ante los ojos de Dios habiéndote casado».

En esa misma línea, Pablo defiende que a día de hoy «la Iglesia puede mantener esas enseñanzas» y se muestra en contra de que la Iglesia «se adapte» a lo que demanda ahora la sociedad.

En el turno de intervención del conocido padre Damián, afirma que para él «la vía intermedia es la propuesta de una sexualidad con sentido, es lo que me gusta defender a mí». El sacerdote redentorista asegura que «estamos llamados a ofrecer sentido a las cosas y también a nuestro afecto y esto pasa por poner el amor en el centro, la libertad de las dos personas en el centro etc…»

Acto seguido, el padre Damián defiende que «la Iglesia está llamada a centrar su discurso en lo esencial, es decir, en anunciar a Cristo muerto y resucitado por nosotros y dejar que estos otros temas funcionen de otra manera, no como predicación central del núcleo del mensaje de la Iglesia».

Ante estas afirmaciones, otro sacerdote también activo en redes sociales, Jesús Silva le ha preguntado al padre Damián: «Damián, me ha sorprendido tu intervención. Me parece equívoca. La moral cristiana se deriva del anuncio evangélico, no es el centro pero no se puede separar. ¿Podrías aclararlo, por favor? No vaya a haber gente que piense que estás a favor de las relaciones extramatrimoniales…»

A la pregunta lanzada, Jesús Silva no ha obtenido respuesta directa de Damián.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *