Jesús Bastante marca a los obispos fascistas

Hace unos días se produjo un auténtico escándalo en una cadena de televisión, la Sexta, que no tuvo otra ocurrencia que presentarse nada menos que en Marinaleda, feudo comunista donde los haya, para preguntar a los vecinos que quiénes serían los votantes de VOX y presentarse en sus casas. Es decir, para señalar públicamente quiénes son los fascistas del pueblo. Tan escandaloso fue el asunto, que la propia cadena pidió disculpas. Está bien. Primero te señalan como fascista con televisión y todo, y luego lo sienten.

Es muy vieja la táctica de colocar dianas en las puertas de los no afectos al régimen establecido y luego sorprenderse de que alguien les haya hecho pintadas, señalado con pintura, o atentado contra su vida o sus bienes de alguna manera. Viejos comandos informativos que marcaban y marcan a los que no comulgan con su forma de ver las cosas y que, en alarde realmente democrático, pintan sus puertas de amarillo, esparcen estiércol ante un juzgado, pinchan las ruedas de un coche o montan escraches en la puerta de su negocio cuando no agreden directamente a las personas.

Acabo de leer en el blog de Jesús Bastante, subdirector de Religión Digital, un vomitivo artículo en el que el autor se pregunta qué obispos votarían hoy a VOX. 

Para empezar, Jesús Bastante se hace cruces, con perdón, se asombra, se impresiona y a punto queda de sufrir una privación de la consciencia, al constatar que la defensa de la unidad de España, la oposición a la ley de Memoria Histórica, la oposición al aborto o al matrimonio gay o la lucha de cifras sobre la ‘violencia de género’ en España es bien vista por varios obispos”. Las cruces habría que hacérselas, digo yo, en caso de que hubiera obispos, que no creo, que no lo vieran.

Pues sorpréndanse. Parece ser, a juicio de Jesús Bastante, que no todos lo defienden, y que los que lo hacen son tan ultraderechosos, fascistas e impresentables que capaces serían de votar a VOX. Hay gente que jamás entenderá la democracia, o mejor dicho que la entiende llamando democracia únicamente a su particular forma de hacer las cosas.

VOX es un partido legal, tan legal como Podemos, PSOE, Ciudadanos, PP o RISA, que por cierto sacó 228 votos en las elecciones andaluzas. Por tanto, tan democrático es votar a VOX como hacerlo a RISA, PP o UPYD. Señalar como malvados, peligrosos o fascistas -qué sabrán lo que es fascismo- a los votantes de VOX es totalitarismo, y en este caso de izquierdas.

Jesús Bastanta da nombres. Que es lo mismo que decir: ahí los tienen. Son las bestias negras de Religión Digital: Demetrio, Munilla, Reig Pla, Jesús Sanz, Fidel Herráez.  

El artículo en cuestión lo tienen en Religión Digital y, prácticamente el mismo, en eldiario.es. Leánse los comentarios si tienen estómago. Verán las reacciones en forma de comentarios a las palabras de Bastante:

“¡¡¡ Bien por tí !!! seguro que hay personas que ignoraban la pandilla de desalmados, agresivos y criminales que son estos de VOX. Les hubiera venido bien saber donde se metian”

“Nuestra ultraderecha tiene unos graves cánceres: son tres “palios”: el nacionalcatolicismo (episcopado español) , el opusdeismo y el kikoismo”

“¿La iglesia también, hijo mío? ¿Cómo que también, padre? Si es la madre del cordero, el cordero orientado por ella con mano férrea para que odie a sus hermanos malos tanto como a sí mismo. Y con nuestro dinero, el de todos, pagamos la comida de coco en sus colegios concertados a los infantes del nacional-catolicismo”

“ Parece ser que han encontrado la fórmula para que la iglesia católica vuelva a ser la cuna del neofascismo con esos obispos y adheridos a las sectas, que tienen la posibildad de crear un gran lobby para cargarse a Francisco, que es el centro de todos los odios de esos curas y militantes ultraconservadores”.

“Bajo palio! Pero a quién le puede extrañar? La Iglesia ha ido siempre de la mano de las mayores dictaduras fascistas de extrema derecha, colaborando y bendiciendo sus acciones,al final el germen de la Santa Inquisición lo llevan muy dentro”.

“Otra vez la Iglesia. Ese nido de corrupción que metía a Franco bajo palio en el templo, igual que la ostia consagrada”.

Cualquier día aparecerán unos antisistema, las femen o vaya usted a saber quién en Córdoba, San Sebastián, Alcalá, Oviedo o Burgos para realizar pintadas, montar el numerito en la catedral o insultar directamente al obispo y esperemos no pase de ahí. Jesús Bastante señala, quizá otros actúen.

Sorprendente que este señor goce de tantas amistades y simpatías entre algunos obispos españoles. Más soprendente que pueda pintar dianas en los obispos que considera fascistas por medio de un artículo publicado en una página que vive fundamentalmente del dinero de la Iglesia española. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *