Iglesia ortodoxa rusa y católica: “Ecumenismo en defensa de la vida”

Vatican news

 

En el marco de la conmemoración del 3° Aniversario de la Declaración Conjunta firmada en Cuba entre el Papa Francisco y el Patriarca Cirilo, se llevó acabo en Moscú, este 12 de febrero, un coloquio para recordar los puntos más sobresalientes de la Declaración Conjunta.

La Iglesia Ortodoxa Rusa y la Iglesia Católica encontraron un campo de acción común en la defensa de la vida – lo señala el Osservatore Romano en su edición italiana de este martes – esta convicción dio lugar al coloquio celebrado este martes, 12 de febrero, en Moscú, para recordar la Declaración Conjunta firmada en Cuba por el Papa Francisco y el Patriarca Cirilo en 2016.

Card. Koch: el fin de vida un reto de nuestro tiempo

El coloquio de este año, es el tercer encuentro después de los de Friburgo en 2017 y Viena en 2018, y tiene como tema el “Fin de la vida”. En los trabajos realizados en el Instituto Teológico de Estudios de Postgrado Santos Cirilo y Metodio, intervino el Cardenal Kurt Koch, Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, quien agradeciendo al Metropolita Hilarión, Rector de este Instituto Teológico, subrayó la apertura de un nuevo capítulo en las relaciones entre las dos Iglesias.

Refiriéndose al tema del coloquio, el Card. Koch señaló que la cuestión del fin de la vida “siempre ha sido un reto, ya que el hombre es la única criatura consciente de su propia condición mortal”. Este reto, agregó, se presenta hoy en día de una forma nueva gracias a los avances en el conocimiento y la tecnología médica.

De hecho, añadió, “en las sociedades modernas, la muerte suele ocurrir en el hospital, y a menudo es el resultado de una decisión médica, ya sea el cese del tratamiento o la no iniciación del mismo”. Y todo esto, dijo el Card. Koch, plantea la cuestión del sentido del sufrimiento para los cristianos, de lo que entendemos por dignidad de los enfermos, y saber si lo que es bueno para el cuerpo está siempre al servicio del bien integral de la persona.

En este sentido, el Card. Koch recorrió las principales etapas de la reflexión de la Iglesia sobre el tema a través de un excursus histórico. Ya en 1957, de hecho, Pío XII, en su discurso ante una asamblea internacional de 500 médicos reunidos en Roma, se declaró a favor de los cuidados paliativos y contra todo tratamiento agresivo.

En 1980 estas posiciones fueron desarrolladas en un documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, la declaración Iura et bona sobre la eutanasia, cuyos principios fueron claramente resumidos en el Catecismo de la Iglesia Católica. Estos recuerdan el carácter moralmente inaceptable de la eutanasia, el rechazo de cualquier tratamiento demasiado entusiasta y la obligación del cuidado ordinario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *