Iglesia en Colombia trabaja en el fortalecimiento del laicado

Dando continuidad al propósito de fortalecer las estructuras eclesiales, manifiestado en las dos anteriores Asambleas Plenarias del Episcopado Colombiano, el 23 de Julio se reunió en la sede de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) el Consejo Nacional de Laicos (CNL), entidad jurídica canónica sin ánimo de lucro, constituida como una Asociación Pública e institución de fieles laicos, reconocida por la Conferencia y en comunión con la jerarquía eclesiástica.

Durante el encuentro, convocado por el Departamento de Estado Laical, se reflexionó sobre la naturaleza y finalidad de este organismo, respondiendo al deseo de los señores obispos de animar y acompañar el compromiso con el laicado de la Iglesia en el país.

En esta línea, desde el Episcopado Colombiano se busca impulsar el surgimiento de un laicado maduro, consciente de su vocación y misión en la Iglesia en orden al seguimiento de Jesucristo, que contribuya a la construcción de comunidades cristianas para la transformación del mundo, desde los valores del evangelio en la nueva evangelización y con fidelidad al Magisterio de la Iglesia.

El Consejo Nacional de Laicos se encuentra constituido por 20 miembros que hacen una representación de todo el laicado de Colombia.

Está encargado de:

Impulsar la espiritualidad y la participación de los fieles laicos con el fin apostólico de la Iglesia.

Estudiar los problemas coyunturales del país en los diferentes campos, a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia, con miras a proponer soluciones y actividades concretas, incluso con propuestas de leyes o medidas gubernamentales que beneficien a la comunidad.

Participar en acciones públicas dando prelación a aquellas que se deriven en la constitución política del país y los tratados internacionales.

Promover y activar la creación de los Consejos Diocesanos de Laicos y fortalecer la comunicación de experiencias y servicios, así como el desarrollo de sus proyectos.

Actuar como organismo vocero de la sociedad civil y participar en las diferentes instancias, en la concertación, control y vigilancia de la gestión pública, a través de los mecanismos democráticos y de representación garantizados en el país, según las normas jurídicas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *