Francisco: “Es necesario redescubrir el plan trazado por Dios para la familia”

Infovaticana 

 

“En la delicada situación del mundo actual, la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer asume una importancia y una misión esenciales”

Esta mañana, en la fiesta de la Anunciación del Señor, el Santo Padre ha visitado Loreto. Según informa la Oficina de Prensa de la Santa Sede, en el trayecto ha sobrevolado Amendola, uno de los centros más afectados por el terremoto de 2016, y el Papa ha saludado a la población reunida a su paso en el campo de deportes de la ciudad.

A su llegada al Centro Juvenil “Juan Pablo II” en Montorso, el Papa ha sido recibido por el arzobispo de Loreto, Fabio Dal Cin; por el Presidente de la Región de las Marcas Luca Ceriscioli, por el Prefecto de Ancona, Antonio D’Acunto; y por el alcalde de Loreto, Paolo Niccoletti.

Después se trasladó en automóvil al Santuario de Loreto, donde fue recibido por el rector del santuario, el padre Franco Carollo, el Vicario General de la delegación pontificia para el santuario de la Santa Casa de Loreto, Don Andrea Principini, el vicario general de la Prelatura de la Santa Casa de Loreto, el Padre Vincenzo Mattia y por el Secretario General de la delegación pontificia para el santuario de la Santa Casa de Loreto, el Dr. Claudio Quattrini.

A las 9.30 el Papa Francisco ha celebrado la Eucaristía en la Santa Casa y al final de la misma ha firmado la Exhortación Apostólica postsinodal dedicada a los jóvenes titulada “Christus vivit- Cristo vive”. Al final de la celebración eucarística, el Santo Padre ha saludado en la sacristía a la comunidad de frailes capuchinos y a las monjas de clausura. Luego, en el Santuario, saludó a los enfermos y a los representantes de la pastoral para los sordos de Las Marcas y fuera del templo saludó a los diez mil fieles y peregrinos allí reunidos.

Después del saludo del arzobispo de Loreto, Fabio Dal Cin, el Papa ha pronunciado un discurso y luego ha rezado el Ángelus. Una vez rezado el Ángelus, las campanas de todos los campanarios de Las Marcas han repicado y el Papa ha dado una vuelta en papamóvil entre los fieles y peregrinos antes de ir a almorzar con los obispos.

Tras el almuerzo, el Papa dejó el santuario para dirigirse al helipuerto de Montorso, desde donde ha emprendido el regreso al Vaticano.

Destacamos de su intervención unas palabras referidas a la familia:

“La casa de María es también la casa de la familia. En la delicada situación del mundo actual, la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer asume una importancia y una misión esenciales. Es necesario redescubrir el plan trazado por Dios para la familia, reafirmar su grandeza y su carácter insustituible al servicio de la vida y de la sociedad.”

“En la casa de Nazaret, María vivió la multiplicidad de las relaciones familiares como hija, novia, esposa y madre. Por eso, cada familia, en sus diferentes componentes, encuentra aquí acogida e inspiración para vivir su identidad. La experiencia doméstica de la Virgen Santa indica que la familia y los jóvenes no pueden ser dos sectores paralelos de la pastoral de nuestras comunidades, sino que deben caminar juntos, porque muy a menudo los jóvenes son aquella que una familia les ha dado durante su crecimiento. Esta perspectiva recompensa en unidad una pastoral vocacional atenta a expresar el rostro de Jesús en sus muchos aspectos, como sacerdote, como esposo, como pastor.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *