El Salvador: obispos rechazan reforma constitucional a favor del aborto

David Ramos / ACI Prensa

Los obispos de El Salvador expresaron este 12 de septiembre su rechazo a los intentos de abrir las puertas al aborto y la eutanasia con una reforma constitucional.

En un comunicado leído por Mons. José Luis Escobar Alas, Arzobispo de San Salvador, la Conferencia Episcopal de El Salvador aseguró que “en razón de humanidad, y además como cristianos, estamos absolutamente a favor de la vida desde su concepción hasta su muerte natural”.

“Respecto a la reforma constitucional, se oyen muchas voces que temen un retroceso en cuanto a la defensa de la vida humana”, advirtieron.

Líderes provida han avertido que la reforma constitucional impulsada por el vicepresidente de El Salvador, Félix Ulloa, abriría las puertas al aborto, a la eutanasia, a la agenda gay y amenazaría la libertad religiosa en el país.

La Constitución de El Salvador reconoce actualmente en su artículo 1 “como persona humana a todo ser humano desde el instante de la concepción”.

La reforma propuesta pretende añadir el término “en general”, que podría abrir las puertas a la despenalización del aborto en el país.

Además, impondría la eutanasia al establecer “el derecho a una muerte digna, previamente consentida”.

La reforma también eliminaría la mención a la unión entre “un varón y una mujer” en el artículo 33 de la Constitución de El Salvador, que habla sobre las relaciones familiares, añadiendo en el artículo previo, el 32, que la protección a la familia será “cualquiera que fuera su conformación”.

Los obispos salvadoreños indicaron este 12 de septiembre que “no se puede aceptar una reforma constitucional que ponga las condiciones para la legalización del aborto”.

“Tampoco la reforma constitucional que con un lenguaje equívoco, llamándole ‘muerte digna’, legalice la eutanasia. Nunca será legal el asesinato”, expresaron.

Los obispos subrayaron luego que “el fundamento de la familia es el matrimonio, cuya función primordial es la transmisión de la vida, gracias a la natural complementariedad entre el hombre y la mujer”.

“Además, tiene la función de la educación de los hijos y la transmisión de la cultura. La Constitución, conforme a los valores y principios de nuestra sociedad, deberá defender el bien de la vida y la familia”, señalaron.

Para los obispos de El Salvador, “los artículos pétreos de nuestra Constitución política no pueden ser reformados, deben conservarse como tales, porque de lo contrario, se vulneraría el sistema democrático que siempre ha defendido nuestro pueblo”.

Más de 20 mil personas han firmado una campaña lanzada a través de la plataforma CitizenGO, expresando su rechazo a la reforma constitucional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *