El Papa rechaza la renuncia del Marx

InfoVaticana

El Papa Francisco ha rechazado la renuncia presentada el 21 de mayo por parte del cardenal Reinhard Marx a la archidiócesis de Múnich, mediante una carta en el que compara su actitud a la de Cristo: «Es un coraje cristiano que no teme la cruz, no teme anonadarse delante la tremenda realidad del pecado. Así lo hizo el Señor».

“Querido hermano”, comienza escribiendo el Papa, “ante todo gracias por tu coraje”. “Es un coraje cristiano que no teme la cruz, no teme anonadarse delante la tremenda realidad del pecado”, continúa. “Es una gracia que el Señor te ha dado y veo que tu la quieres asumir y custodiar para que dé fruto. Gracias”, le dice el Papa Marx.

“Me decís que estás atravesando un momento de crisis”, escribe el Santo Padre, “y no sólo tu sino también la Iglesia en Alemania lo está viviendo”. Parecería que se iba a referir al ‘camino sinodal’, la intercomunión y la bendición de parejas homosexuales, pero no. “Toda la Iglesia está en crisis a causa del asunto de los abusos”, aclara.

Francisco asegura que la Iglesia no puede dar un paso adelante sin asumir esta crisis. “La política del avestruz no lleva a nada, y la crisis tiene que ser asumida desde nuestra fe pascual”, sostiene el Santo Padre; la política del avestruz, precisamente, parece haber sido la elegida por el Vaticano en las tres cuestiones más arriba referidas.

“Asumir la crisis, personal y comunitariamente, es el único camino fecundo porque de una crisis no se sale solo sino en comunidad y además debemos tener en cuenta que de una crisis se sale o mejor o peor, pero nunca igual”, argumenta Su Santidad.

Francisco está de acuerdo con Marx en calificar de catástrofe “la triste historia de los abusos sexuales y el modo de enfrentarlo que tomó la Iglesia hasta hace poco tiempo”. “Caer en la cuenta de esta hipocresía en el modo de vivir la fe es una gracia, es un primer paso que debemos dar”, le dice el Sucesor de Pedro.

“No se puede permanecer indiferente delante de este crimen. Asumirlo supone ponerse en crisis”, sostiene. Según el Papa, cada obispo de la Iglesia “debe asumirlo y preguntarse ¿qué debo hacer delante de esta catástrofe?”.

“El “mea culpa” delante a tantos errores históricos del pasado lo hemos hecho más de una vez ante muchas situaciones, aunque personalmente no hayamos participado en esa coyuntura histórica”, recuerda el Santo Padre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *