El encuestador demócrata admite que las mujeres son más pro vida que los hombres

Un encuestador demócrata socavó recientemente una de las narrativas más persistentes del lobby abortista al reconocer que las actitudes masculinas y femeninas sobre el aborto son diferente de lo que comúnmente se supone.

“Bueno, en realidad, las mujeres tienen menos probabilidades de ser pro-choice”, esto se debe al hecho de que las mujeres tienden a ser más religiosas que los hombres.

Los datos de las encuestas de una variedad de organizaciones muestran consistentemente que la mayoría de los estadounidenses no permitiría abortos o los permitiría de muy pocas semanas de concebido. La encuesta de Gallup de junio de 2018 sobre el tema concluye que el aborto “no es un problema sobre el qué las mujeres tengan actitudes sustancialmente diferentes a los hombres”.

La encuesta revela que los hombres y mujeres tienen igual probabilidad de querer que el aborto sea ilegal sin excepciones al 19 por ciento. Que las mujeres que son favorables a legalizar el aborto sin restricciones son un 5 por ciento más que los hombres. También surge que las mujeres son un 5 por ciento más de propensas a pensar que el aborto debería ser legal “solo bajo ciertas circunstancias”.

Gallup también encuentra que las mujeres son un 3 por ciento menos de propensas a identificarse como pro vida y un 4 por ciento más propensas a identificarse como “proabortistas”. La única circunstancia en la que las mujeres son significativamente más favorable al aborto es entre las graduadas universitarias, por un margen del 10 por ciento.

Los activistas pro aborto regularmente afirman, como parte de su narrativa, que “pro-choice” es la posición predeterminada de las mujeres estadounidenses que asumirían el aborto como un elemento más de los “derechos reproductivos” de las mujeres y algo característico del feminismo moderno. Pero las encuestas no han encontrado una brecha de género consistente con la pregunta, y concluyen que factores como el matrimonio y la religiosidad son variables más determinantes que el sexo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *