El coronavirus golpea a las religiosas

21 marzo, 2020
59 casos sólo en Roma.

En los últimos días al menos 3 conventos con más de 70 de religiosas en total han sido aislados en Italia por el coronavirus. Dos de ellas, de más de 80 años de edad, han fallecido.

Según la agencia Efe, la Consejería de Sanidad de la región del Lazio, en el centro del país, informó que dos de estos conventos han sido aislados y en ambos se ha iniciado un estudio epidemiológico.

Uno de los conventos pertenece al Instituto de las Hijas de San Camilo, en el barrio romano de Anagnina en la zona sur de la Ciudad Eterna, donde 40 religiosas dieron positivo al coronavirus. Solo una ha sido hospitalizada.

El segundo caso es del Instituto de la Congregación de las Hermanas Angélicas de San Paolo, también en la zona sur de Roma, donde 19 de las 21 religiosas también dieron positivo al coronavirus.

Un tercer convento es aislamiento se encuentra en la localidad de Tortona, en la provincia de Alessandria en el norte del país.

Allí las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad de Don Orione han sufrido la pérdida de dos religiosas. El 15 de marzo murió la Madre Maria Cateria Cafasso de 82 años y al día siguiente la Madre Maria Ortensia Turati, de 89, que sirvió como Superiora General de la Congregación entre 1993 y 2005.

Según el diario italiano La Stampa, de las religiosas que viven en este convento 16 están hospitalizadas y las otras 22 están en cuarentena.

“Es un momento de gran sufrimiento, pero pensemos que estas queridas hermanas viven ya la alegría de la Pascua junto al Señor de la vida y del Cielo, y no dejarán de interceder por la curación de aquellas afectadas por el virus”, escribe en una carta dirigida a las Pequeñas Hermanas, la superiora general de las Hijas de María Auxiliadora, con fecha 18 de marzo.

Sor Yvonne Reungoat también dice en su misiva que “a María Auxiliadora le pido el consuelo y la ayuda y que haga sentir su presencia de Madre, ella que conoce la intensidad del dolor por la muerte de su Hijo Jesús”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *