El arzobispo de la Plata: “quisieron quitarle el calor a la maternidad”

En una carta dirigida a los “sacerdotes, religiosos, religiosas y “laicos de todos los colores”, el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, les agradeció “de corazón todo lo que han hecho, especialmente en las últimas semanas, para defender la vida de los más pequeños”.

“Han reclamado pacíficamente, han suplicado, han marchado bajo el frío y la lluvia”, destacó, y agregó: “¡Gracias! ¡Que el Señor les premie esa entrega!”

El prelado les pidió que mantengan en pie el empeño evangelizador y la pasión en la defensa de la vida, de las maneras más variadas, entre ellas devolviéndole el calor a la maternidad, dado que “en los últimos días quisieron imponernos la visión más fría, aséptica y desabrida de lo que es ser madre”.

“Quisieron obligarnos a que ya no digamos ‘niño’ ni ‘hijo’ sino ‘larva’ o meramente ‘un embrión’. Las mujeres que han visto interrumpido un embarazo por abortos espontáneos, saben que no es eso lo que se siente. Y las que hablan de lo que llevan dentro no se sienten expresadas diciendo ‘mi embrión’. Hoy quieren quitarle todo el calor y la pasión a la maternidad, e incluso dejarla sin poesía”, advirtió.

Finalmente, monseñor Fernández alentó a devolverle el calor a la maternidad, y recordó una canción de Baglietto que escuchaba en su juventud y decía: “Era en abril, el ritmo tibio de mi chiquito que danzaba dentro del vientre, un prado en flor… Mi niño, mi niño, era su lecho el ombligo, y el ombligo el sol”.

 

“¡Gracias a Dios nuestras convicciones nos ayudan también a mantener la poesía y el mejor humanismo!”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *