EEUU: Profesor universitario castigado por negarse a usar pronombres trans se defiende

LifeSiteNews

Un profesor universitario que se negó a satisfacer el deseo de un estudiante masculino de ser considerado mujer, está llevando a los funcionarios de la universidad a los tribunales en un intento por limpiar su historial.

Nicolas Meriwether es profesor de filosofía en la Universidad Estatal de Shawnee (SSU) en Ohio. El año pasado, un estudiante de sexo masculino que se «identifica» como mujer objetó ser tratado como «señor» en lugar de «señora». Meriwether se ofreció a dirigirse a él simplemente por su nombre como un compromiso, pero se negó a aceptar un pronombre incorrecto.

El estudiante amenazó con despedirlo si se negaba, dice Meriwether, según el Kansas City Star. Sus superiores se pusieron del lado del estudiante, le ordenaron usar pronombres transgénero, lo criticaron por crear un «ambiente hostil» en su clase y según parece le dijeron que sus puntos de vista religiosos sobre el tema eran «perjudiciales» y «opresores».

La escuela amenazó además con «nuevas acciones correctivas» si Meriwether no cumplía. El en cambio, ha acudido a la Alliance Defending Freedom (ADF) en una demanda contra varios funcionarios de la SSU . Está buscando una indemnización por daños y perjuicios, un reconocimiento formal de que sus derechos fueron violados, y que cualquier sanción en el asunto sea eliminada de sus registros.

«Exigen esto aunque el concepto de identidad de género es completamente subjetivo y fluido, aunque el número de identidades de género potenciales sea infinito (con más de cien opciones diferentes disponibles actualmente), y aunque el número de pronombres potenciales también se haya multiplicado los últimos años, todo con el propósito de otorgar credibilidad a las ideas que el Dr. Meriwether no comparte y no desea apoyar», argumenta ADF en la demanda.

La SSU ha respondido afirmando que «está claro que tomamos decisiones en un esfuerzo por respetar las creencias religiosas profundamente arraigadas de nuestro profesorado y el derecho de nuestros estudiantes a la igualdad de trato en el aula», y que sus acciones ayudaron a garantizar a los estudiantes «un entorno de trabajo libre de discriminación, represalias y acoso». Pero ADF no está para nada de acuerdo.

«La tolerancia es una calle de doble sentido. Las universidades están llamadas a debatir las ideas, no son una línea de montaje para un único tipo de pensamiento, pero al parecer, la Universidad de Shawnee ha ignorado la verdad fundamental».

Travis Barham, alto asesor de ADF afirmó: «La universidad se negó a considerar cualquier solución que respetara las libertades de todos los involucrados. En su lugar, optó por imponer su propia ortodoxia al Dr. Meriwether bajo la amenaza de un nuevos castigos si no renunciaba a sus derechos, protegidos por la Primera Enmienda».

«Esto no es solamente una disputa por un pronombre; se trata de respaldar una ideología. La universidad favorece ciertas creencias y quiere forzar al Dr. Meriwether a aceptarlas y respaldarlas también», agregó Tyson Langhofer, director del Centro de Libertad Académica de ADF.

«Eso no es legal ni constitucional, y tampoco lo fue el proceso que la universidad ha utilizado para llegar a este punto. Le pedimos a la corte que ordene a la universidad respetar las libertades del Dr. Meriwether».

En pocos años, la ideología de género se ha convertido en uno de los temas más peligrosos para el debate abierto en el mundo académico y en otros lugares. La administración de Trump desató una tormenta de fuego al simplemente proponer que se definiera el sexo biológicamente en las regulaciones federales.

La Universidad de Minnesota, según algunos informes, está considerando convertir en causa de expulsión negarse a usar los pronombres preferidos de cualquier persona en el campus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *