EE.UU y los países iberoamericanos reconocen a Juan Guaidó como presidente de Venezuela

InfoCatólica

 

 

Durante la marcha convocada por la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó anunció que asume las competencias del Ejecutivo venezolano para luchar contra la «usurpación» de la presidencia por parte de Maduro. Desde entonces, una cascada de países le ha reconocido como presidente legítimo del país

 

Donald Trump reveló su decisión en un comunicado minutos después de que Juan Guaidó anunciara que asume las competencias del Ejecutivo venezolano

 

Por su parte, los gobiernos de Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Paraguay y Costa Rica anunciaron en Davos (Suiza) que reconocen a Guaidó como «presidente de Venezuela».

 

Poco después los presidentes de Chile y Argentina, Sebastián Piñera y Mauricio Macri, se unieron al resto de la región y a través de sus cuentas personales de Twitter también mostraron la posición de sus gobiernos.

 

Chile reconoce a @jguaido como Pdte encargado de Venezuela, y manifestamos total apoyo en su misión de recuperar la democracia, Estado de Derecho y DD.HH. Maduro es parte del problema y no de la solución, y la única salida pacífica a la crisis de Venezuela son elecciones libres. – Sebastian Piñera (@sebastianpinera) 23 de enero de 2019

 

Quiero expresar mi apoyo a la decisión del Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, reconociéndolo como Presidente Encargado de ese país. – Mauricio Macri (@mauriciomacri) 23 de enero de 2019

 

Maduro rompe relaciones con EE.UU

 

En su primera declaración tras la proclamación de Guaidó, Nicolás Maduro ha anunciado la ruptura de relaciones diplomáticas con Estados Unidos y ha dado 72 horas para que todo el personal consular del país norteamericano abandone Venezuela.

 

A la espera de la postura de la Unión Europea

 

El asunto requeriría un «debate rápido de los ministros de Exteriores» porque «no se puede tomar decisiones en caliente, sin estar bien informado». «No vamos a hacer seguidismo de nadie», ha añadido.

 

La Conferencia Episcopal de Venezuela expresó ayer su apoyo a las marchas convocadas para el miércoles por la Asamblea Nacional, calificándolas de “signo de esperanza”.

 

Los obispos venezolanos reiteraron que el pueblo venezolano «vive una situación dramática y de extrema gravedad por el deterioro del respeto a sus derechos y de su calidad de vida, sumido en una creciente pobreza y sin tener a quien acudir».

 

Ante esta «tragedia nacional», según la Conferencia Episcopal, «es notorio que la mayoría del pueblo pide un cambio de rumbo que pasa por un período de transición hasta elegir nuevas autoridades nacionales» y que los venezolanos consideran «ilegítima» la juramentación del segundo mandato de Maduro el pasado 10 de enero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *