Declaración de obispos de EE.UU. sobre detención del cardenal Joseph Zen

Secretum meum mihi

Les vamos a contar por qué ponemos atención a lo que los obispos de EEUU declaran sobre el arresto y posterior liberación bajo fianza del cardenal Joseph Zen. Como notarán al leer la declaración, en su declaración los obispos de EEUU citan integralmente lo que dijo ayer el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede al respecto, señalando que lo comparten pero, presumimos nosotros recordando eventos similares anteriores recientes, saldrán obispos individuales a discrepar parcialmente en tal o cual aspecto de la declaración, dígase principalmente el cardenal Cupich, quien se ha convertido en el hombre de referencia de Francisco en EEUU, por lo que si sale a discrepar, inmediatamente puede tomarse como que está expresando el sentir del Papa. Otro tanto podría decirse de ese otro grupo de prelados de esa misma cuerda, Gregory, Tobin, McElroy, y compañia. O sea que no solamente debemos tomar la declaración en solitario sino estar atentos de los ‘peros’ y reparos que algunos obispos de esa misma conferencia episcopal hagan de ella.

Esta nuestra traducción de la declaración.

Declaración del presidente del comité sobre justicia y paz internacional de los obispos de EE. UU. sobre el arresto del Cardenal Joseph Zen

12 DE MAYO DE 2022 | POR LA OFICINA DE ASUNTOS PÚBLICOS

WASHINGTON – Tras la noticia del arresto del cardenal Joseph Zen de Hong Kong el 11 de Mayo, el obispo David J. Malloy de Rockford y presidente del Comité de Justicia y Paz Internacional de la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU. hizo un llamado a la oración y a la búsqueda de la justicia.

Sigue la declaración completa del obispo Malloy:

“La alarmante noticia del arresto el 11 de Mayo en Hong Kong del cardenal Joseph Zen Ze-kiun debido a su anterior papel en la administración de un fondo humanitario para los manifestantes indica la tendencia a la baja en el respeto de las libertades fundamentales y de los derechos humanos en Hong Kong. Este inquebrantable pastor y firme partidario de la democracia y la justicia fue arrestado junto con otros fideicomisarios de un fondo que pagaba los gastos médicos y legales de los manifestantes en favor de la democracia, un fondo que se disolvió en el otoño de 2021. Debido al apoyo del Cardenal Zen a estos manifestantes, está siendo acusado de ‘colusión con fuerzas extranjeras’. Según la ley de seguridad nacional impuesta en junio de 2020, la ‘secesión, subversión y colusión con fuerzas extranjeras’ es un delito punible con penas de hasta cadena perpetua. Así, aunque el Cardenal Zen ha sido puesto en libertad bajo fianza, su situación sigue siendo precaria.

“La oficina de prensa del Vaticano dijo el Miércoles: ‘La Santa Sede ha conocido con preocupación la noticia de la detención del cardenal Zen y sigue con extrema atención la evolución de la situación’. Me uno a la Santa Sede al expresar preocupación por el destino del Cardenal Zen y otros quienes comparten su situación actual. Invito a todos aquellos de buena voluntad a orar por su seguridad y para que prevalezca la justicia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.