Comenzó el ministerio de Hoser como visitador permanente en Medjugorje

Ayer domingo, se realizó con una misa solemne el ministerio del arzobispo polaco Henryk Hoser como visitador apostólico de carácter especial para la parroquia de Medjugorje, nombramiento recibido el pasado 31 de mayo.

El arzobispo emérito de Varsovia (Polonia), Hoser ya había sido nombrado por el Papa Francisco en febrero de 2017 enviado especial de la Santa Sede al pequeño pueblito de Bosnia-Herzegovina, lugar de presuntas apariciones marianas que atrae a cientos de miles de fieles. Y precisamente para que se ocupara de las cuestiones pastorales relacionadas con el gran flujo de peregrinos, Hoser, a un año de comenzar su misión, ahora se quedará establemente en Medjugorje “ad nutum Sanctae Sedis”.

No tiene nada que ver con sus tareas la cuestión de las presuntas apariciones de la Virgen, competencia de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Como precisó el boletín de la Sala de Prensa vaticana, que anunció el nombramiento el 11 de febrero de 2017: «La misión tiene el objetivo de adquirir conocimientos más profundos sobre la situación pastoral de esa realidad y, sobre todo, sobre las exigencias de los fieles que se dirigen allí en peregrinaje y, con base en ellas, sugerir eventuales iniciativas pastorales para el futuro. Por lo tanto, tendrá un carácter exclusivamente pastoral».

La misa del religioso polaco, que recientemente denunció la presencia en Medjugorje de clanes napolitanos «que buscan ganancias», se realizó en la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *