Carta Apostólica para la proclamación de San Gregorio de Narek como Doctor de la Iglesia

“Hemos visto su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle” ( Mt 2,2).

Estrellas del cielo en el este apareció en las mentes y los corazones de la luz Magi, y buscar el mismo momento en que la luz verdadera que ilumina el mundo (cf. Jn 8:12), el Señor Jesucristo, después de un largo viaje desde Belén, fue encontrado adoratumque “vieron al niño con su madre María, y postrándose “( Mateo 2:11).

estrella extremadamente brillante que nunca dejó de existir, sino que también era un sacerdote o un monje maestro Gregory Narecensis y querido de la raza armenia. Esta es una notable aquí, el teólogo, el Evangelio, y su propia sabiduría y su propia insignia de la doctrina de la mística y el poeta teológica, incluso en nuestro propio tiempo, su propia familia de la Iglesia universal, a hablar, y luego fue en la antigüedad para disfrutar, desde el sagrado honor de los dioses. Está conectado con el libro de su buen nombre: de la meditación incluyen precationumque así por una ininterrumpida, de los cuales el título del libro de las Lamentaciones , pero la gente que es un armenio, que también fue llamado por la gente comúnNarecensis .

Aparte de escribir el Evangelio en Armenia y es especialmente Revere y la escritura. Después de eso, el volumen finito, en sí Gregory Narecensis añadió: “Entre los poetas más jóvenes, los más bajos entre los médicos.” De hecho, después de un examen de sus escritos, y la más grande en el culto de las cosas que hicieron su camino y la inspiración de una gran licencia poética, emitida en las referencias bíblicas, los conocimientos se distinguen por el sentido místico profundo, y sería, sin duda, no es “el más pequeño de los poetas entre los” ni “el último de todos, entre los doctores”.

Para verisimiliora creencias en el distrito histórico Andzevatsik unos 950 años de edad. Su padre, Khosrov Andzevatsi, escritor clara escritor del obispo y llegó demasiado tarde en la vida activa. Gregory familia creció aprendiendo los Efesios, la instalación de brilló intensamente. Además de los padres, y trajo de nuevo la tradición de los nombres de los dos hermanos, también, el mayor de los cuales era Juan y el más joven, Sahak, y un profesor de, y Ananías, Narekatsi, que había sido, el hijo de la hermana de su madre, y él era el abad del monasterio Narecensis, y el joven que había llegado a la promoción de la familia contribuyó en gran medida a un alumnique lo espiritual y cultural.

Gregorio es un joven del monasterio de la Narecense él no entró en, que es la edad a 10 en las orillas del sur, el este, los lagos Van estaba cerrado, donde hay una espléndida estaba en el lugar una escuela de las Sagradas Escrituras y para hacer Patrologiae, y tan pronto como, todos sus vasallos a los religiosos e inteligible pasaron su vida, de la santidad, y la experiencia mística del punto alto de alcanzar, incluso del propio la doctrina de los diversos conectado con la teología y la mística es expresando su demonstransque. También se ha dado a la labor de las controversias dogmáticas, el rechazo de la mayoría de las mujeres herejes de la secta de las teorías Thondrakianorum han desarrollado, y con respecto a una falsa doctrina también ha sido atacado y acusado de algún crimen. Ahora, rodeado por la fama de un ser vivo, y la brillante doctrina de Gregorio de Narecensis de la santidad, milagros, y de la amistad y la devoción, la espiritualidad es conspicuo es el hábito de un hombre. En alrededor del año 1005 de la vida cedió a Dios, es decir, un poco después del libro del profeta Lamentationum scriptum, anno vero MIII. In monasterio Narecensi, prope templum sanctae Sandukht est sepultus. Continuo post obitum sanctus est veneratus atque ad eius sepulcrum accedere consueverunt Armeni fideles. Eius memoriam firmius tenuit populus, etiam post territorium anno MLXXI vastatum. Ferales post eventus et caedes annorum MCMXV-MCMXVI sive monasterium sive sancti monachi Armeni sepulcrum prorsus deleta sunt.

Gregorii Narecensis nomen Armenae Ecclesiae in calendarium mature est illatum atque die XXVII mensis Februarii festum statutum est. Hac die eius memoria etiam apud Martyrologium Romanum invenitur, ubi Armenus monachus ut sanctus exhibetur, magnus quidem mysticus ac “doctor Armenorum”. Suas propter eximias theologicas cogitationes nec non doctrinae dogmaticae mysticaeque vim saeculorum decursu crebrescentem famam obtinuit. Eius intercessioni complura miracula sunt adscripta. Haud ille multum scripsit. Ipsius maxime celebratum opus fuit Liber Lamentationum. Quaedam eiusdem sunt relatae laudationes (Sanctae Crucis, Dei Matris, sanctorum Apostolorum, sancti Iacobi Nisibensis), hymni et odes (circiter viginti carmina religiosa), in Canticum Canticorum commentarium atque epistula tractatus abbati Kedchav missa in qua de Ecclesiae mysteriis et de haeresi Thondrakianorum agitur. Quaedam an ad eum pertineant dubitatur, scilicet Commentarium in Iob, “Oratio de recta fide inculcanda et de integra virtute tenenda”, homilia de conscientiae examine, canon precationum, consolationis sermo pro defunctis, commentarium denique in precationem quae est Pater Noster.

Altas ob suas theologicas sententias, novas suas cogitationes et suae poesis vim sive a populo sive a doctis hominibus semper est magni aestimatus. Magis ac magis quibusdam Ecclesiae Patribus est comparatus, scilicet Ioanni Chrysostomo, Ephraem Syro, Gregorio Illuminatori. Ipsius opus gradatim omnem vitae religiosae cultusque provinciam pervasit: poesim, miniaturam, musicam, hagiographiam, liturgiam et laographiam.

Insuper Gregorius Narecensis ante omnia defensorem se praestat et theologum supernaturalis efficaciae sacramentorum. Copia de hac re tractanda ei praebita est doctrinae erroribus Thondrakianorum, qui religionis christianae originem repetere prae se ferebant, hierarchiam, sacramenta, Ecclesiam et liturgiam respuentes. Ipsorum quidem caritatis fraternique amoris una erant praecepta. Gregorius saepenumero de his egit ut efficaciam sacramentorum et ministerium sacramentale transmissionis Ecclesiaeque mediationis confirmaret, gratiae divinae vitaeque interioris comprobans momentum.

Quoad alias eiusdem dogmaticas sententias, Gregorius Narecensis principem locum Sanctissimae Trinitati tribuit, cuius effigiem in hominis anima cernit ac potissimum cum theologalibus virtutibus comparationem instituit. Ad eiusdem mentem trinitarium mysterium intellegitur cum Verbum incarnatum consideratur. Hoc modo trinitaria familiaritas obtinetur Eius, qui ante omnia saecula natus est a Patre. Sat scimus relationem, qua Spiritus Sanctus distinguitur ab aliis duabus Personis, aliter Orientalem interpretari quam traditionem Latinam, saeculis quaestione Filioque obstrictam. Constantinopolitana formula firmiter retenta, Gregorius Narecensis trinitarium Incarnationis nexum in lucem profert, traditioni Armenae fidelis. Intellegit insuper Spiritum Sanctum veluti caritatis experientiam inter Patrem et Filium, affirmans porro tres divinas Personas in creationis opere implicari.

Peculiarem locum obtinet Panaghia, “Ea quae nihil aliud est quam sanctitas”, “Tota Sancta”, cuius Gregorius extollere titulos “Matris Domini” non desinit et “Matris Dei”, cuiusque totam puritatem magnificat et maxime angelicam innocentiam collustrat Eius quae e Creatoris manibus intemerata orta est. Unde necessitas adest magna in Maria privilegia praesumendi, quae cum divinae maternitatis munere coniunguntur, ut Immaculata Conceptio et Assumptio in caelum, atque utique “absoluta coram peccato Deiparae invulnerabilis natura, atque ipsius officium Mediatricis, ut inter Deum et Hominem pontis”. Verbum LXXX Gregorii merito “inter praeclariores precationes [Mariales], ex hominis corde manantes” recensetur.

Aliae theologicae et mysticae considerationes Gregorii Narecensis Verbi Incarnationi dicantur, perfecti hominis ac Dei, cuius divinitatem et ab aeterno generationem semper tuita est Ecclesia Armena; Ecclesiae, quae est credentium populus, Christi Sponsa, Domini Arca, omnium credentium mater, quae christifideles coniungit cum angelis cuiusque nationales peculiaritates in universalem Ecclesiam confluere debent; sacramentis, iis potissimum quae ad christianam initiationem attinent, nominatim baptismo qui hominem per Ecclesiae mediatricem actionem novam creaturam efficit, confirmationi sacri chrismatis unctione quae Trinitatis in christiani anima inhabitationem corroborat, paenitentiae tandem sacramento.

En Gregory una parte muy especial de la de los actos realidad mística, que no es la experiencia de las cosas, tanto la humana y el espíritu natural de euforia, pero es el sentido del tacto, es el fruto de una iluminación superior, las cosas que pertenecen al hombre, se le ofrece a cada uno de la manera directa con el correspondiente acto de fe está vinculada, es decir, como absoluta, la aceptación, la confianza, la fiabilidad, la totalidad de una capitulación, por la que damos se manifiesta en la vida de un hombre que habla atacado por Dios para abrir la cuenta para la transformación de la experiencia beatificantemque cables de conexión.

Experientiae mysticae Narecensis peculiaritas haec prae se fert summatim elementa: I certum deformitatis peccati sensum; II transcendentiae Dei sensum, qui secum fert totam peccati repulsam; III humanae finitionis coram Deo sensum; IV perceptionem humanum verbum ad exprimendum et se exprimendum omnino esse incongruum; V perceptionem decretorium esse gratiae opus, quae humani verbi vacuitatem superat et imbecillitatem ac plenitudini omnipotentiaeque redemptrici divini Verbi reserat; VI progressum tandem cuiusdam habitus, qui definitur “mystica abyssi”, ubi apophasis substituitur aphasia, quae est dicendi incapacitas, quae summatim perstringit inter “verbum” et “Verbum” dialecticae salvificae difficultatem.

Ahora espíritu de hábitos de vida después de la muerte, es la ortodoxia fe más perfecta se eleva. Propia Iglesia nacional, siguiendo la tradición del Consejo de Éfeso (año 431) cristología se lleva a cabo, por lo que la formulación Concord explica cómo Juan de Antioquía, después de cada palabra por palabra en el año 433 recibió Cirilo de Alejandría, doctor: “Reconozcamos nuestro Señor el Hijo del Padre, Dios perfecto y hombre perfecto “.

Doctrinalis eius haereditas prorsus peculiaritate pollet. Eius ad mentem theologia magis est ars Deo quam de Deo loquendi. Cum quidem omni dolo et omni fucato sermone exuitur, ut Creatoris intuitus directo attingatur, homo sui peccati fit conscius, sed magis redemptionis gratiam percipit, id est divinum amorem eiusque potentiam. Arbitramur insuper eius doctrinam bonum esse universalis Ecclesiae, liquidam aquam ac panem omni aetate alentem et in omnibus regionibus.

Has cunctas propter causas, sacri Armeniae Pastores saepius a Summis Pontificibus flagitarunt ut sanctus Gregorius Narecensis doctor proclamaretur Ecclesiae Universalis. Postulationem memoramus, quam anno MCMLXXXVIII Patriarcha Ioannes Petrus XVIII Kasparian Summo Pontifici sancto Ioanni Paulo II attulit. Ad Praefecti tunc Congregationis pro Doctrina Fidei, Iosephi S.R.E. Cardinalis Ratzinger consilium, inquisitiones de sanctitate et doctrina sancti Gregorii Narecensis agitari sunt coeptae, quae copiosos fructus genuerunt. Hac de re multum quoque egit Patriarcha Narcissus Petrus XIX Tarmouni, qui Summo Pontifici Benedicto XVI postulationem iteravit. Cum primum saeculum adpeteret Armenorum caedis (ab anno MCMXV), idem Patriarcha a Nobis quaesivit ut sanctus Gregorius universalis Ecclesiae Doctor proclamaretur, hac vertente centenaria memoria. Nobis consentientibus, Positio super Ecclesiae Doctoratu parata est. Congregatio pro Doctrina Fidei candidati eminentem doctrinam est suffragata. Theologi Consultores Congregationis de Causis Sanctorum, in congressione peculiari die XIII mensis Ianuarii anno MMXV coadunati, peculiaritatem, universalitatem theologicumque pondus scriptorum sancti Gregorii iudicaverunt et unanimiter comprobaverunt, qui mirabiliter theologiam et mysticam coniunxit. Die XVII mensis Februarii eiusdem anni, Causam ponente Venerabili Fratre Nostro Angelo S.R.E. Cardinali Amato, Congregationis de Causis Sanctorum Praefecto, Sessio Plenaria Cardinalium Episcoporumque eiusdem Dicasterii habita est, qui in doctrina sancti Armeni ea signa agnoverunt, quae requiruntur ad proclamationem Doctoris Ecclesiae. In Audientia die XXI mensis Februarii anno MMXV eidem Praefecto concessa, libenter Cardinalium Episcoporumque vota recepimus, statuentes Nos Doctoris Ecclesiae universalis titulum sancto Gregorio Narecensi collaturos, interveniente sollemni celebratione in Papali Basilica S. Petri, die XII mensis Aprilis.

Hoy en día, con la ayuda de Dios y la aprobación de la Iglesia, especialmente durante los fieles armenios llegó a ser. En el templo de San Pedro, la presencia de muchos cardenales de la Curia Romana y la Iglesia Católica y el Patriarca de Cilicia de los Armenios hecho todo lo que tratamos de confirmar y pueda tomar parte en el cumplimiento de este divino sacrificio de la sesión;

“Estamos en la realización de muchos de los obispos y numerosos miembros de todas las obligaciones de la Congregación para las Causas de los Santos, después de obtener la Congregación para la enseñanza excepcional, ciertos conocimientos y después de una larga reflexión Lett plenitud de San Gregorio Narecensem, sacerdote y monje, doctores de la Iglesia universal. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo “.

Estas cosas Proclamamos las presentes letras son, por este decreto y establecer todo esto, siempre se destacan y siguen siendo válidos y eficaces, y para adquirir y para obtener su efecto pleno y entero; y cualquier y se define como la derecha, para indicar su existencia; nula y sin valor a partir de ahora por hacer, si algo contrario a estas cosas, por el que, con cualquier autoridad que, a sabiendas o no, es nula y sin valor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *