Carta Apostólica emitida motu proprio del Sumo Pontífice Francis Magnum Principium por el cual puede. 838 del Código de Derecho Canónico se modifica

Un gran comienzo de  la Segunda Vaticano 2 fue confirmada por la oración litúrgica para el capturados adaptado para ser capaz de entender una pesada órdenes solicitadas del Obispo confió a aplicar en la Liturgia de las traducciones de preparación litúrgica y aprobación.

Etsi Ecclesia Latina instantis sacrificii conscia erat amittendae ex parte propriae linguae liturgicae, per totum orbem terrarum per saecula adhibitae, nihilominus portam libenter patefecit ut translation, utpote partes ipsorum rituum, una cum Latina lingua Ecclesiae divina mysteria celebrantis vox fierent.

Por otro lado, el bien de los fieles de todas las edades y cultura que tenía el derecho de actuar sin trabajo consciente y efectiva y su participación en las reuniones y las celebraciones litúrgicas debe coordinarse con la unidad sustancial del rito romano fueron; por el otro, sin embargo, que los propios a la lengua vernácula, pero a menudo sólo paso a paso se podría hacer de una lengua litúrgica lenguas que brillará con el resplandor de la palabra, palabras o frases, litúrgico, no muy diferente a la gravedad de la forma y en la alimentar la fe de la lengua latina.

Un indicador de cosas útiles han sido y son en su mayor parte permanecen tales cosas, y, en la medida de lo posible, de las respectivas comisiones litúrgicas, a ser utilizado será como un medio para, con el fin de que, en una más distinguido variedad de los actos de producción, la comunidad de la liturgia es capaz de alcanzar una prenda de discurso adecuado para cada una de sus partes a tener su caso, con el debido respeto de la integridad de, y una fidelidad precisa, especialmente en la en la traducción de la parte de la los textos de los cuales la mayoría son de importancia en cada uno de los libros litúrgicos.

Los textos litúrgicos y rituales, es el medio de comunicación es verbal. Creo que los ritos sagrados, celebran la palabra misterio se pronunció las palabras, especialmente cuando leen la Biblia, Dios habla, que es Cristo en el Evangelio habla a su pueblo, que, por sí o por celebrantem, Señor en la Santa discurso responde.

Una especie de traducción, ya sea pasajes litúrgicos o bíblicos sean, sin embargo, de los textos que, para la liturgia de la palabra, en la obediencia de la fe y hasta el final de la oración de la Iglesia es proclamar la palabra de Dios es la salvación del Señor, con la expresa. A tal fin, se comunican fielmente que las personas con el mismo idioma que el idioma para comunicarse con otras personas a través de la lengua que quería.

No es sorprendente entonces que han surgido algunos problemas en este trabajo de desarrollo desde hace tiempo que la Conferencia de Obispos y la Santa Sede. Para las disposiciones del Congreso con respecto al uso de la lengua en el futuro liturgia para adquirir los más necesidad de una cooperación constante, revestido confianza llena mutuo y creativo, la Conferencia de Obispos y el departamento competente de la liturgia de la promoción de un trabajo importante, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina sacramentos. Por tanto, para que proceda a la constitución de la totalidad de su vida litúrgica con razón, parecía que decir que algunas cosas con mayor claridad en los principios dictados por el Consejo y está en uso y se pueden utilizar a partir de ahí.

Observado por supuesto, es para ayudar a los fieles y buenos, pero el rechazo del derecho a Bishop Conferencia, que, junto con la Conferencia de Obispos de las regiones de que el lenguaje que se aplican a vacante, el maquillaje y decidir que el carácter de cada lengua, el significado del texto original plena y fielmente pueden ser prestados y los libros litúrgicos se han traducido, incluso después de las adaptaciones consisten por la unidad del rito romano sería siempre, puede resplandecer.

Entre la Santa Sede y las Conferencias Episcopales Para facilitar la uberioremque para la cooperación entre ellos deben ser justificadas a los fieles y para garantizar un aumento en el rendimiento de este, después de consultar con un grupo constituido como la institución de los obispos y de los servicios de expertos designados por nosotros, y de la autoridad de la que se me ha confiado, decreto que la disciplina canónica actualmente en vigor en la lata. 838 CIC está honrado de que el Consejo de Constitución, especialmente en artículos. 36, §§ 34, 40 y 63 la expuesta, así como a nuestras propias curvas es la Liturgia, n. 9, parece obvia la competencia de la Santa Sede, las traducciones de los libros litúrgicos y profunda adaptación, incluyendo algunos del nuevo texto también pueden ser contados entre los establecidos por la Conferencia de Obispos y aprobado.

En el sentido de esto en el futuro, puede. 838 por lo que debe ser utilizado;

C. 838 – § 1. por la autoridad de la sagrada liturgia depende exclusivamente de la de la Santa Sede y de acuerdo con la ley, el obispo diocesano.

§ 2. Santa Sede, la sagrada liturgia de la Iglesia universal, libros litúrgicos, adaptaciones, a la Conferencia de Obispos aprobados y ver que el litúrgico todas partes observó fielmente.

§ 3. Las conferencias de obispos en las traducciones de fidelidad litúrgico y consistentemente favorable para preparar y aprobar dentro de los límites de los textos litúrgicos para las respectivas regiones vernáculas, se ha confirmado por Janet comer.

§ 4. El Obispo diocesano en la Iglesia a él confiada dentro de los límites de su competencia, las normas litúrgicas, que son vinculantes.

En consecuencia se interpreta en la luz, o el arte. 64 § 3 de la Constitución u otras leyes Pastor, sobre todo en los libros contenidos acerca de las traducciones.

Que todo lo que se ha decretado con esta carta apostólica motu proprio dado, se establecerá y ratificó, todas las cosas al contrario no obstante, aunque digno de mención especial, y el decreto que la promulgada por la publicación en el diario L’Osservatore Romano: semanal , a partir del día 1 del mes de octubre del año para venir en vigor de 2017 y luego en los Hechos de los Apostólica Sede.

En Roma, junto a San Pedro, 3 mes de septiembre de 2017, el XV.

Francisco II.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *