Carl Anderson: El fanatismo anti católico sigue existiendo en Estados Unidos

InfoCatólica

 

 

Tras las objeciones de dos senadores a un candidato para el Tribunal de Distrito de Nebraska (EE.UU) por el mero hecho de ser Caballero de Colón, el líder de dicha organización, Carl Anderson, ha recordado que el anti catolicismo no es algo nuevo en su país.

 

Los católicos pueden ser buenos ciudadanos estadounidenses y servidores públicos honestos, escribió el jueves el Caballero Supremo de los Caballeros de Colón en un mensaje a los miembros de la organización caritativa católica.

 

Carl Anderson recordó que «han habido momentos en el pasado de nuestro país en que personas desinformadas o con prejuicios cuestionaban si los católicos pueden ser buenos ciudadanos o servidores públicos honestos Lamentablemente, parece que en algunos sectores este prejuicio permanece».

 

Los senadores Mazie Hirono (D-HI) y Kamala Harris (D-CA) preguntaron a Brian C. Buescher, candidato a ser juez del Tribunal de Distrito de Nebraska, si su membresía en los Caballeros de Colón evitaría que escuchara los casos «justa e imparcialmente».

 

El Caballero Supremo señaló que Hirono y Harris cuestionaron la «aptitud para el banco federal» de Buescher «precisamente porque nuestra Orden se mantiene firme en las enseñanzas de la Iglesia sobre la santidad de la vida y el matrimonio».

 

«Tales ataques sobre la base de nuestra fe católica no son nuevos. Los Caballeros de Colón se formaron en medio de un período de intolerancia anticatólica. Desde la fundación de los Caballeros de Colón hasta la elección presidencial de John F. Kennedy, muchos todavía sostuvieron que los católicos no eran aptos para un cargo público».

 

Los Caballeros de Colón siempre se han adherido a la enseñanza católica, dijo Anderson, y agregó que «nuestra principal motivación» es el mandamiento de Cristo para «que amemos a Dios por encima de todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos».

 

Es este mandamiento de amor lo que obliga al trabajo caritativo de los Caballeros, anotó, indicando que «este amor también nos motiva a apoyar a la Iglesia en los asuntos importantes de la vida y el matrimonio, precisamente porque la enseñanza de la Iglesia refleja y se basa en ese amor. Estamos con nuestra Iglesia porque creemos que lo que enseña nuestra fe es coherente con la razón, es atemporal y trasciende los sentimientos cambiantes de cualquier momento o lugar en particular».

 

El Caballero Supremo también señaló que en su carta a la convención de Caballeros de 2013, el Papa Francisco había pedido que la organización «fuera testigo de la naturaleza auténtica del matrimonio y la familia, la santidad y la dignidad inviolable de la vida humana, y la belleza y la verdad de la sexualidad humana».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *