Card. Koch asegura que el Papa está preocupado por la deriva de la iglesia en Alemania

Fuente: NCRegister / InfoCatólica

El cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, aseguró ayer que el papa Francisco ha expresado su preocupación por lo que está ocurriendo con la Iglesia en Alemania. Además ha advertido que el texto de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre la intercomunión entre católicos y protestantes no puede ser ignorado por los obispos alemanes.

El cardenal dijo a la revista Herder Korrespondenz que el Papa apoya la intervención de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) en el debate sobre la intercomunión entre católicos y protestantes.

El cardenal Ladaria, prefecto de la CDF, escribió la semana pasada al obispo Georg Bätzing, presidente de la conferencia episcopal alemana, diciendo que la propuesta de comunión conjunta entre católicos y protestantes no solo no es admisible, sino que además perjudicaría las relaciones con las iglesias ortodoxas.

El cardenal Ladaria no actúa al margen del Papa

Al preguntársele si el Papa aprobaba personalmente la carta de la CDF, fechada el 18 de septiembre, el cardenal Koch dijo: «No hay ninguna mención de esto en el texto. Pero el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Ladaria, es una persona muy honesta y leal. No puedo imaginar que haría algo que el papa Francisco no aprobaría. Además, también he escuchado de otras fuentes que el Papa ha expresado su preocupación en conversaciones personales».

El purpurado aclaró que dicha preocupación no se refiere simplemente a la cuestión de la intercomunión «sino a la situación de la Iglesia en Alemania en general», y recordó que el Papa Francisco dirigió una larga carta a los católicos alemanes en junio de 2019.

Koch alaba la carta del cardenal Ladaria a Bätzing

El cardenal suizo elogió la crítica de la CDF al documento «Juntos en la mesa del Señor», publicado por el Grupo de Estudio Ecuménico de Teólogos Protestantes y Católicos (ÖAK) en septiembre de 2019.

El texto de 57 páginas abogaba por una «hospitalidad eucarística recíproca» entre católicos y protestantes, basada en acuerdos ecuménicos previos sobre la Eucaristía y el ministerio.

La ÖAK adoptó el documento bajo la copresidencia del obispo Bätzing y el obispo luterano retirado Martin Hein.

El obispo Bätzing anunció recientemente que las recomendaciones del texto se pondrían en práctica en el Congreso Ecuménico de la Iglesia en Frankfurt en mayo de 2021.

El cardenal Koch considera la crítica de la CDF como «muy seria» y «factual», señalando que el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos estuvo involucrado en discusiones sobre la carta de la CDF y que él personalmente había planteado sus preocupaciones sobre el documento de ÖAK al obispo Bätzing. Dichas preocupaciones «parecen no haberle convencido», dijo.

Bätzing dice que sopesarán el texto de la CDF

Precisamente el obispo Bätzing, al ser preguntado sobre los comentarios del cardenal Koch, dijo que no había tenido la oportunidad de leer la entrevista. Pero comentó que los «comentarios críticos» de la CDF tendrían que ser «sopesados» en los próximos días.

«Queremos eliminar los bloqueos para que la Iglesia tenga la oportunidad de evangelizar en el mundo secular en el que nos movemos», dijo.

El texto de la CDF no es una mera opinión más

El Cardenal Koch dijo a Herder Korrespondenz que los obispos alemanes no pueden continuar como antes después de la intervención de la CDF.

«Si los obispos alemanes valoraran una carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe menos que un documento de un grupo de trabajo ecuménico, entonces algo ya no estaría bien en la jerarquía de criterios entre los obispos», sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *