Aumenta en Inglaterra la asistencia a misas dominicales en horas de la tarde

La asistencia la Eucaristía dominical en cualquier hora del día o de la noche es una realidad cotidiana para muchos países, especialmente en el entorno latinoamericano. Sin embargo, para el caso de Inglaterra, el hecho de que se registre un crecimiento en la asistencia de los fieles católicos a la Eucaristía dominical en la tarde y en la noche del domingo representa una nueva tendencia y una oportunidad de facilitar el acceso de los fieles al Sacramento.

“En realidad sí suple una necesidad”, comentó a Catholic Herald el P. Guy Childs, quien sirve en la parroquia de San Miguel Arcángel en South Glens Falls de la Diócesis de Albany, Inglaterra. El presbítero comenzó a ofrecer una eucaristía dominical a las 5:30 de la tarde dos veces al mes hace 5 años y desde 2015 de manera semanal. La asistencia registrada en 2017 es de un poco más del doble de la registrada en 2016.

Otras parroquias que han comenzado a ofrecer eucaristías vespertinas han reportado una situación similar, mientras que las familias de los fieles que asisten a estas Eucaristías refieren la conveniencia para acomodar sus horarios, que no siempre están disponibles en la mañana. Para algunos de ellos, la asistencia vespertina les permite una celebración más silenciosa e íntima que la de los horarios diurnos.

Las celebraciones vespertinas en Inglaterra tienen sus propios desafíos, ya que en tiempo de invierno el clima puede ser un factor que impida a los fieles asistir. De igual manera, contar con sacerdotes suficientes para celebrar misas adicionales también representa una dificultad debido a que las leyes canónicas limitan a dos Eucaristías el número de celebraciones que un sacerdote puede llevar a cabo el mismo día.

Estas limitaciones explican el hecho de que quienes asisten a los Eucaristías vespertinas pueden provenir de otras parroquias que no las ofrecen. “Las personas que asisten son bastante conocidas, pero hay caras diferentes y nuevas de las parroquias vecinas”, comentó el P. James Belogi, quien ofrece una Eucaristía los domingos a las siete de la tarde en la Parroquia de St. Madeleine Sophie. “A nivel regional, creo que es bueno tener oportunidades de misas vespertinas”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *