Así se vivió el encuentro entre las Diócesis del Sur del país

La Casa de Ejercicios San Ignacio, en la ciudad de Pasto, fue escenario del Encuentro de las Diócesis del Sur del país, desde allí, los participantes hicieron una reflexión a la luz del Evangelio de la realidad que les interpela en cada una de sus regiones.

Según lo señaló monseñor Juan Carlos Cárdenas Toro, obispo de la Diócesis de Pasto y anfitrión de la reunión, el espacio de la agenda que se desarrolló entre el 19 y el 21 de octubre, permitió a los asistentes compartir entre otros temas: Las experiencias de las Pequeñas Comunidades Eclesiales de Familias en el proceso pastoral; el desarrollo de la Agenda de Paz en el departamento de Nariño; y la Pastoral de la Tierra, en la línea del Magisterio del Papa Francisco con la Carta Encíclica Laudato sí. Este trabajo, se vivió entre las Iglesias particulares presentes de manera sinodal y en total “comunión, participación y misión”, como lo sugiere el Santo Padre. 

Por su parte, el obispo de Tumaco, Orlando Olave Villanoba, dijo que estos espacios son momentos de aprendizaje y una oportunidad que les permite a estas Iglesias hermanas revisarse, autoevaluarse y planear de manera conjunta, a partir de una retroalimentación mutua.

Estos espacios de comunión, contribuyen a impulsar la labor pastoral en nuestras diócesis en Nariño, que aún, estando en el mismo Departamento, vivimos diversas realidades; pero desde la espiritualidad de comunión, también nos une el tema de la planeación y de la organización pastoral, que son elementos comunes que repercuten sobre nuestro propio quehacer”, señaló el prelado.

Finalmente, monseñor José Saúl Grisales, obispo de Ipiales, recordó que habiendo iniciado la fase diocesana Sinodal, convocada por el Papa Francisco, un tema fundamental es continuar fortaleciendo la sinodalidad.

“Yo creo que el gran reto es seguir fortaleciendo esta experiencia que ya venimos trabajando, es decir, teniendo muy abiertos nuestros oídos a la realidad eclesial y a la realidad social, a la realidad de nuestro mundo, de los hombres y mujeres de nuestro tiempo, muchos de los cuales no hacen parte directamente de la Iglesia, pero es también hacia aquellos, a los cuales el Señor nos invita a ir con una actitud de bondad, de misericordia, de amor. Es necesario ampliar esa capacidad de escucha de la realidad, para discernirla comunitariamente, a la luz del Espíritu Santo”, puntualizó el obispo.

Al encuentro, que tuvo momentos de oración, reflexión y culturales, asistieron obispos, vicarios de pastoral, sacerdotes y laicos responsables de algunas comisiones de la pastoral, pertenecientes a las diócesis de Pasto, Ipiales y Tumaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *