Argentina transforman en rosas las manchas de pintura dejadas por abortistas

El pasado 24 de agosto se celebró una Eucaristía de reparación en la parroquia de Santa María de Betania en Buenos Aires, Argentina, donde una imagen de la Virgen de Guadalupe fue atacada por partidarios del aborto, quienes la mancharon con pintura roja y dejaron en el lugar consignas en contra de la Iglesia. El acto de violencia motivó una cálida respuesta de los fieles locales y una bella acción de un grupo de jóvenes que transformó el ataque en un homenaje a la Santísima Virgen.

De manera llamativa, después de haber limpiado la imagen de las manchas de pintura roja dejadas por los proabortistas, los jóvenes comenzaron a dibujar rosas rojas en el lugar de cada una de las manchas de pintura. La imagen inicial fue transformada en un jardín de flores en honor a la Santísima Virgen María en torno a su figura.

El homenaje artístico la Santísima Virgen María fue un seguimiento creativo del consejo del sacerdote Fernando Caviedes, quien convocó a la Eucaristía de reparación y pidió a los fieles llevar flores para desagraviar a la Madre de Dios.

El presbítero también empleó una frase citada frecuentemente por grupos contrarios a la Iglesia: “la única iglesia que ilumina es la que arde”, para exponer un aspecto de la evangelización, según informó ACI. “Efectivamente la única Iglesia que ilumina es la que arde, y hay que arder de amor al prójimo y de perdón, y manifestar esto para iluminar al mundo”.

Según Gaby Vairo, consagrada del Regnum Christi y miembro de la parroquia, la acción de las jóvenes durante el desagravio a la Santísima Virgen tuvo este sentido. “Esto se tomó de manera literal por algunas chicas del grupo de jóvenes y transformamos cada mancha en una flor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *