Acusan de corrupción y mantener una relación ‘romántica’ a un diplomático vaticano

Carlos Esteban / Infovaticana

 

Un arzobispo que estuvo destacado en la ONU como observador permanente ha sido acusado de irregularidades financieras, incluyendo destinar dinero y medios oficiales a mantener a una mujer con la que mantenía una relación ‘romántica’.

El arzobispo Francis Chullikatt, hoy nuncio apostólico en Kazajstán, Tayikistán y Kirguistán, ha sido denunciado por mantener una relación romántica con una mujer durante el tiempo que cumplió las tareas de observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, de julio de 2010 a junio de 2014, informa Ed Condon para la Catholic News Agency (CNA).

Lo peor no es que, según confesaron a CNA tres sacerdotes de su equipo diplomático en la misión vaticana ante las Naciones Unidas en Nueva York, Chullikatt enviara continuos mensajes de texto “inapropiados” y “románticos” a la mujer, sino que puso al personal de la misión a ayudarla en la obtención de un visado para viajar a Nueva York.

Una de las razones por las que su equipo conoció el contenido de los mensajes era que el arzobispo se los mandaba a ellos a menudo por error, lo que les dejaba confundidos y alarmados. “Los mensajes eran, sinceramente, muy inapropiados en su contenido y claramente románticos en su naturaleza”, confiesa uno de los sacerdotes, uno de los tres que recibió por error dichas misivas.

Y el arzobispo, cada vez que enviaba sus cartas de amor a la persona equivocada, tiraba el teléfono y se hacía con un nuevo número, con el consiguiente trastorno para su equipo.

La mujer parece ser, según diversas fuentes, una virgen consagrada que Chullikatt había conocido en una misión anterior. El equipo del arzobispo recibió el encargo de conseguirle un visado, primero, y encontrarle luego un empleo en Nueva York.

La oficina de la misión de la Santa Sede ante las Naciones Unidas no ha querido hacer el menor comentario, y Chullikatt, en la mejor tradición de ese clericalismo que tanto se deplora en público, sigue manteniendo su cargo vaticano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *