15 de octubre. Rosario de hombres en Braojos

A ver, que una cosa es que uno se tome unos días de descanso blogero, y otra que haya caido en el desánimo, la apatía, el hartazgo y hasta la acedia. No va por ahí.

Todo lo contrario. Uno desconecta unos días y notas cómo te entran ganas de hacer cosas, tirar para adelante, enredar, promover, animar, lanzarte con nuevos bríos a la tarea del evangelio.

¿Cuáles son mis ocurrencias?

¿Conferencias sobre la agenda 2030 y la nueva globalización? Frío, frío…

¿Tal vez una opción por la nueva ecología en el contexto de la pastoral rural? Hielo…

Me voy a convertir en sinodal… Más frío…

¿Entonces?

Mucho más elemental y básico. Me voy a dedicar a eso tan denostado por algunos en tiempos como “misa, sermón, rosario y exposición».

Este domingo vamos a repartir a los fieles unos sobres que contienen un rosario, una tarjeta con misterios y letanías y una carta explicando cómo se reza el rosario y las gracias que se obtienen de esta devoción.

El sábado 15, a las 10 h., tendremos de nuevo un rosario de hombres en la ermita de Braojos. Tras el rosario, almuerzo serrano. Contundente.

Queremos también insistir en la adoración eucarística, un día por semana en cada pueblo, y en algún tiempo de adoración más prolongada.

Y, por supuesto, garantizar la misa cada día, aunque se necesite cambiar de pueblo, que apenas son tres o cuatro kilómetros.

Ya sé que muchos me dirán que esto es pérdida de tiempo, y que lo que he de hacer es una opción por la ocurrencia pastoral sea en forma de “a ver qué hacemos», “podíamos organizar un encuentro», y “yo creo que a la gente le gusta».

Dicho esto, anoten el 15 de octubre, a las 10 de la mañana, para rezar el rosario en Braojos. SOLO HOMBRES. Ya sé que somos antiguos y rancios, pero ya les digo que no cambio el rosario de hombres por un encuentro de a ver qué se nos ocurre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.