Viaje Apostólico al Perú: Oración frente a las reliquias de los santos peruanos en la Catedral de Lima

Dios y Padre nuestro,
que, por medio de Jesucristo,
instituís la Iglesia
sobre el fundamento de los Apóstoles,
para guiarse por el Espíritu Santo,
ser en el mundo signo e instrumento
de su amor misericordioso,
nosotros te damos gracias por los dones
que concediste a nuestra Iglesia en Lima.

Le agradecemos, de forma especial,
la santidad florecida en nuestra tierra.
Nuestra Iglesia Arquidiocesana,
fecundada por el trabajo apostólico
de San Toribio de Mogrovejo;
en la que,
por la penitencia y la caridad
de Santa Rosa de Lima y San Martín de Porres;
enriquecida por el celo misionero
de San Francisco Solano
y por el servicio humilde de San Juan Macías;
bendecida por el testimonio de vida cristiana
de otros hermanos fieles al Evangelio,
agradece vuestra acción en nuestra historia
y te suplica la gracia de ser fiel a la herencia recibida.

Ayúdanos a ser Iglesia en la salida,
que nos acercó a todos,
especialmente de los menos favorecidos;
nos enseña a ser discípulos misioneros
de Jesucristo, el Señor de los Milagros,
viviendo el amor, buscando la unidad
y practicando la misericordia,
para que, protegidos por la intercesión
de la Virgen de la Evangelización,
vivamos y anunciamos al mundo
la alegría del Evangelio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *