Venezuela: los obispos reciben un mensaje del Papa Francisco

“El Papa nos ha dicho que sigamos adelante, que la Iglesia no desfallezca, que la voz de los obispos es la voz del Papa, y que todo lo que se haga contra la Iglesia se hace no sólo contra la Iglesia local sino en todo el mundo. Por eso también la oración va por el Papa, para que nos siga ayudando con su oración, y con las diligencias que sabemos que está haciendo”.

Esta es la respuesta del Santo Padre a un informe elaborado por los Obispos en el que contaban todo lo sucedido la semana pasada en Venezuela, tras la declaración de la “operación libertad” por parte del Presidente Guaidó.

Según informa la Diócesis de San Cristóbal, su Obispo, Monseñor Mario Moronta transmitió este mensaje el pasado 5 de mayo en la Misa dominical. Dicha eucaristía fue celebrada en la iglesia de Nuestra Señora de Fátima, como gesto de apoyo y solidaridad hacia esta comunidad parroquial, que sufrió un ataque por parte de miembros de la Guardia Nacional Bolivariana.

Monseñor Moronta también denunció y mostró su rechazo frente a las calumnias emitidas contra catequistas, el seminario diocesano y los sacerdotes, rebatiendo a los que dijeron que él mismo “estaba encubriendo a los pedófilos que violaban a los niños del seminario, y a los niños de la catequesis, eso es completamente falso”. Y añadió, “reto a quien quiera venir a demostrarlo que traiga prueba, porque yo si tengo pruebas de lo contrario”.

Igualmente, el Obispo de la Diócesis de San Cristóbal indicó, que se emprenderán acciones legales en los tribunales contra los que calumniaron. Para él, si bien la calumnia, como pecado, puede ser perdonado, “como delito debe ser juzgado”.

Las denuncias serán presentadas en los tribunales nacionales e internaciones e incluirán las denuncias relativas a los ataques a la parroquia de Santa Lucia en Rubia, y las amenazas de muerte contra el sacerdote Richard García, párroco de esa comunidad.

Monseñor Moronta también contó a los presentes en la Misa que algunos efectivos militares le habían manifestado su vergüenza ante la actuación de los miembros de su institución en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima y que habían dicho que ese comportamiento reprobable es fruto de la falta de “temor a Dios de los que así actúan”.

La Diócesis de San Cristóbal informó que el martes 7 de mayo, el Consejo presbiteral de la Diócesis de San Cristóbal se congregaría en la Parroquia de Fátima para solidarizarse con dicha comunidad y tomar decisiones. Próximamente se convocará una manifestación pública de los fieles en rechazo a los ataques a la Iglesia de Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *