Trump nomina al católico Brett Kavanaugh para ocupar vacante en el Supremo de EE.UU.

El presidente de EE.UU, Donald Trump, ha nominado a Brett Kavanaugh, juez del tribunal federal de apelación, para ocupar el puesto dejado vacante en el Tribunal Supremo por el magistrado Anthony Kennedy.

«Lo que interesa no es la visión política de un juez sino saber si puede poner a un lado esa visión para hacer lo que la ley requiere. Estoy satisfecho de anunciar que he encontrado, sin dudas, a esa persona», dijo Trump al anunciar el nombramiento de Kavanaugh.

De acuerdo con el presidente estadounidense, Kavanaugh posee «credenciales impecables, calificaciones sin paralelo y un compromiso probado a la idea de igualdad de justicia ante la ley. No hay nadie en Estados Unidos más cualificado para este puesto ni nadie que lo merezca más».

Por su parte, Kavanaugh -acompañado de su esposa y sus dos hijas- dio las gacias a Trump y afirmó que «ningún presidente ha hecho más consultas ni ha hablado con más gente de diversas tendencias para buscar datos de cara a una nominación para la Corte Suprema».

El Senado de EE.UU asistirá a un enfrentamiento abierto entre demócratas y republicanos para la confirmación del elegido por el presidente.

Católico practicante -lector en Misa- y activo en diferentes asociaciones religiosas, Kavanaugh es muy respetado en los círculos legales conservadores, aunque el senador republicano Ted Cruz ha asegurado que el juez decepcionará a las bases más derechistas.

Esta noche, en la Casa Blanca, Kavanaugh recalcó su fe católica, aunque prometió que, de ser confirmado en el Senado, mantendrá «una mente abierta en cada caso» y preservará «la Constitución de Estados Unidos y la legalidad».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *