Tribunal rechaza apelación de cardenal Pell y ratifica condena por abusos sexuales

El Tribunal de Apelaciones ha desestimado la apelación del Cardenal George Pell contra su condena por la comisión de delitos sexuales. Seguirá cumpliendo su condena de seis años de prisión. Seguirá siendo elegible para solicitar la libertad condicional después de haber cumplido 3 años y 8 meses de su sentencia», dijo la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Anne Ferguson.

Durante la lectura de la explicación de la sentencia, el Cardenal Pell permaneció estoico en su lugar. Sus manos no fueron esposadas, pero estaba custodiado por cuatro guardias de seguridad.

En un comunicado publicado horas después de que se anunciara la decisión, la portavoz del Purpurado, Katrina Lee, indicó que «el Cardenal Pell obviamente está decepcionado con la decisión de hoy».

«Sin embargo, su equipo legal examinará a fondo el fallo para determinar una solicitud de licencia especial al Tribunal Superior», agregó Lee. Indicó que el Arzobispo “mantiene su inocencia» y que agradece a quienes lo apoyan.

Por su parte, la jueza dijo que «los delitos por los cuales el Cardenal Pell fue declarado culpable por un jurado del Tribunal del Condado fueron un cargo de penetración sexual de un niño menor de 16 años y cuatro cargos de acto indecente con un niño menor de 16 años. El juicio duró cinco semanas. El jurado deliberó durante varios días. El veredicto del jurado fue unánime».

Ferguson señaló que el juicio al Purpurado y su apelación «han atraído una atención generalizada, tanto en Australia como más allá. Es una figura importante en la Iglesia Católica y es internacionalmente conocido».

Asimismo, «como el juez de primera instancia, el juez principal Kidd, comentó cuando sentenciaba al Cardenal Pell, ha habido críticas enérgicas y a veces emotivas al Cardenal y ha sido vilipendiado públicamente en algunas secciones de la comunidad».

“También ha habido un fuerte apoyo público hacia el Cardenal por parte de otros. De hecho, es justo decir que su caso ha dividido a la comunidad», indicó Ferguson.

El Cardenal, que sigue siendo arzobispo y miembro del Colegio de Cardenales, regresó a prisión inmediatamente después de que concluyó la audiencia.

El Purpurado ha estado recluido en régimen de aislamiento durante 176 días. Ahora puede ser transferido a otro centro.

El Cardenal fue declarado culpable el 11 de diciembre de 2018 por cinco cargos de abuso sexual contra dos monaguillos después de la Misa dominical mientras era Arzobispo de Melbourne en 1996 y 1997.

El proceso de diciembre fue el segundo juicio que afrontó el Cardenal Pell, pues un jurado en un juicio anterior no llegó a un veredicto unánime.

En el proceso de apelación, los jueces se dividieron en el primer motivo de apelación del Purpurado, con respecto a la cuestión de si la evidencia presentada contra el Cardenal Pell era irrazonable e imposible.

Una cuestión particular era de si el Cardenal podría haber movido o levantado las vestimentas litúrgicas después de la Misa, tal como describió el demandante, para cometer los abusos. Según el demandante, el Arzobispo se expuso y obligó a dos niños a cometer actos sexuales mientras estaba totalmente vestido con su atuendo de Misa. La defensa argumentó que tal acción habría sido físicamente imposible, sin embargo dos de los jueces de apelación decidieron que el jurado decidió legítimamente.

Los jueces fueron unánimes al desestimar otros dos motivos en relación con cuestiones de procedimiento: uno que alegaba que la comparecencia del Cardenal Pell no seguía el protocolo, y el otro que denunciaba que no se permitía una reconstrucción de los hechos en la catedral donde el Arzobispo presuntamente había abusado sexualmente de niños del coro.

Ferguson, el juez Chris Maxwell y el juez Mark Weinberg, emitieron su veredicto en la sala 15 del Tribunal Supremo de Victoria.

Veintiséis periodistas acreditados y unos 60 miembros del público escucharon la decisión de los jueces anunciada el miércoles por la mañana. El hermano del Cardenal Pell, David, la exdirectora de comunicaciones del cardenal, Katrina Lee; y el canciller de la Arquidiócesis de Sydney, Chris Meaney, estaban entre el público.

Ferguson dijo que los jueces habían tomado la decisión después de que cada uno vio un video con la evidencia dada por 12 de los 24 testigos que comparecieron en el juicio.

«Cada uno de los jueces ha leído la transcripción [del juicio], algunas partes varias veces», agregó Ferguson, refiriéndose a las más de dos mil páginas de documentos relacionados con el juicio.

El Cardenal Pell ha mantenido su inocencia desde que fue acusado por primera vez de abusar sexualmente de menores.

El Purpurado tiene todavía la posibilidad de acudir al Tribunal Superior de Australia en Canberra. Sin embargo, expertos legales creen que este esfuerzo tendría pocas posibilidades de éxito, dado el resultado del tribunal de apelaciones.

Los abogados del Cardenal Pell han dicho que no solicitará una sentencia más corta. Se espera que el Purpurado, de 78 años, enfrente ahora un proceso en el Vaticano por supuestos crímenes canónicos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *