Trabajadores de Planned Parenthood admiten la venta de partes de bebés abortados

Empleados de la empresa multinacional abortista Planned Parenthood aceptaron que habían entregado partes de bebés abortados a cambio de dinero, en el primer día de la audiencia del proceso de la empresa contra el Centro para el Progreso Médico (CMP), el 3 de septiembre en San Francisco, Estados Unidos, informó CMP.

Planned Parenthood difundió el 14 de enero de 2016 que había demandado al CMP por un supuesto fraude y por mentir maliciosamente, violando la ley contra la empresa.

La demanda fue motivada por las investigaciones realizadas encubiertamente por CMP, durante las cuales grabaron una serie de videos con cámara oculta, de los empleados de Planned Parenthood hablando sobre los procedimientos seguidos durante los abortos y sobre los negocios que se hacían con los tejidos fetales.

En particular los acusados son David Daleiden, quien es fundador del CMP y actuó como uno de los investigadores, y contra la investigadora Sandra Merritt, por 14 cargos entre ellos invasión de la privacidad, según The Federalist.

“Los proveedores de servicios de aborto de Planned Parenthood aparecieron hoy bajo juramento en la corte y admitieron haber suministrado las partes del cuerpo de los niños en el vientre materno a corredores con fines de lucro como StemExpress”, publicó Daleiden a través de CMP.

Estos videos fueron la base tomada por el FBI y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos para investigar al gigante mundial de los abortos y a la empresa StemExpress que compraba los tejidos fetales.

Por otro lado, en julio CMP informó de la intención del juez William Orrick III de reducir las pretensiones de Planned Parenthood en el proceso contra CMP de 20 millones de dólares a menos de 100.000 dólares. Los cargos imputados se reducirían también al de allanamiento solamente.

Igualmente, para el juez Orrick III los periodistas ciudadanos acusados ejercieron su derecho a hablar y publicar de acuerdo con la Primera Enmienda, lo que para estos es ya un triunfo dentro del proceso seguido contra ellos.

Para los abogados defensores el juicio está motivado por fines políticos impulsados por el Procurador General de California Xavier Becerra y Kamala Harris, ambos beneficiarios de grandes cantidades de dinero donadas por la industria del aborto, de acuerdo con LifeNews, del 4 de septiembre.

Asimismo, los abogados hacen notar que ningún otro periodista ha sido procesado por investigaciones encubiertas bajo la ley de California, similares a las que sus clientes hicieron para desenmascarar el negocio que Planned Parenthood efectuaba con los cadáveres de los bebés abortados en sus clínicas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *