Suspenden a un sacerdote en EE.UU. por llamar “gusanos y parásitos” a BLM

Fuente: Carlos Esteban / InfoVaticana

El obispo de Lafayette-in-Indiana, Timothy Doherty, ha suspendido del ministerio público al padre Theodore Rothrock, de Santa Isabel Seton, en Carmel, por llamar a los organizadores de Black Lives Matter, la organización financiada por Soros que está detrás de las violentas protestas que se propagan por todo Estados Unidos, “gusanos y parásitos”.

“El obispo expresa su preocupación pastoral por las comunidades afectadas”, se lee en una nota hecha pública por la Diócesis de Lafayette-in-Indiana. “La suspensión ofrece al Obispo una ocasión de discernimiento pastoral por el bien de la diócesis y por el bien del Padre Rothrock”.

Curiosamente (o no), estos mismos días se ha podido escuchar en vídeo la homilía del padre Rick Walsh, paulista, en su iglesia de San Pablo en Nueva York, donde asegura que “Cristo es lesbiana, homosexual, bisexual, transgénero y queer”. En San Pablo se celebró una ‘Misa del Orgullo’ -ignoramos si tienen también misa especial para los otros seis pecados capitales- el pasado 25 de junio, teniendo por celebrante a Walsh, quien cree que en el bautismo “nosotros que somos LGBTQ”, estamos viviendo ahora en Cristo y que “somos Cristo”.

No hay noticia de que el cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, haya reconvenido a Walsh, no digamos retirarle del ministerio público.

Seguro que hay una razón eclesial profunda que explique que un sacerdote pueda condonar un pecado considerado gravísimo por la moral católica y, antes, por la Torá bíblica, sin que le pase absolutamente nada mientras que un párroco es retirado del ministerio público por criticar una organización marxista violenta que ha inspirado motines con más de una veintena de muertos. Pero no estamos seguros de querer saber cuál es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *