Sarah: «la iglesia tiene que ser la primera que luche contra las ideologías tóxicas»

El Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha pronunciado hoy una conferencia en Madrid, presentando el próximo Congreso de Católicos y Vida Pública, que les ofrecemos.

En el turno de preguntas el purpurado fue cuestionado sobre cómo había que proceder para evitar la corrupción de menores y contestó diciendo que «hay que asociarse» y «reivindicar los derechos».

Durante la conferencia, el cardenal hizo una comparación entre las escuelas y un acuario en el que regularmente, a los peces, se les da comida fresca. “Pero el agua del acuario está sucia y es poco saludable”. A medida que entra en el cuerpo de los peces, estos, a pesar de la buena comida que se les da regularmente, se envenenan poco a poco y mueren. Según el guineano, algo parecido ocurre en las escuelas y universidades, “aunque puede haber estudiantes bien dispuestos y maestros dedicados, hay sustancias en la atmósfera que son tóxicas para la salud del juicio de los estudiantes”.

Haciendo referencia a este extracto de su alocución, al cardenal se le pregunto cómo se podía limpiar el agua de ese acuario al que hacía referencia. “Lo que envenena el ambiente -dijo el Sarah- son las ideologías peligrosas” y puso como ejemplos el “marxismo” y el “transhumanismo”. “Si no explicamos quien es el hombre, quien quiere Dios que sea el hombre, lógicamente el acuario estará envenenado”, afirmó.

Y el ambiente sucio se limpia redescubriendo “la identidad del ser humano creado a imagen y semejanza de Dios”. “La identidad no nos la damos” dijo el purpurado, “nos la da Dios”. Occidente, con soberbia, “rechaza recibir” esa identidad. “La gran cuestión -dijo el cardenal- es que los dirigentes -económicos y mediáticos-, que contaminan el ambiente sobre la identidad de la persona”. Eso y “el rechazo a Dios”. Si Dios se excluye de nuestra sociedad, ¿qué somos?, se preguntó el prefecto del Culto Divino. “La Iglesia tiene que ser la primera que luche contra las ideologías tóxicas”, sentenció Sarah.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *