Providas critican a Rodríguez Larreta por no vetar protocolo de aborto en Buenos Aires

Diego López Marina / ACI Prensa

Líderes provida de Argentina expresaron su inconformidad y repudio a la decisión del jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, de no vetar la ley de adhesión al protocolo del aborto aprobada por el Parlamento porteño y que ahora se aplicará en la capital del país.

El presidente de la Fundación Más Vida y del Partido Celeste, Raúl Magnasco, dijo a ACI Prensa que, desde su fundación, han “repudiado la decisión de Rodríguez Larreta de promulgar la reciente normativa”.

“Entendemos que el protocolo no solamente es inconstitucional, ya que además de la Constitución Nacional, los tratados internacionales y el mismo Código Civil también defienden la vida humana desde la misma concepción, sino que además encubre a los violadores y proxenetas, puesto que en los casos de embarazo como producto de una violación, no se exige investigación ni denuncia alguna, propiciando las más de las veces que el mismo violador o explotador sexual someta a las mujeres al aborto para continuar con los abusos”, criticó Magnasco.

Además, dijo que “la peligrosidad del protocolo” también radica “en el aumento exponencial esperable en la cantidad de abortos, que en la práctica, se ofrecerían como si fuera legal”.

“Lo peor de la política ratifica una vez más en su total desapego al mandato de representación popular que no ejercen, afectando obviamente a la democracia”, acotó.

El líder provida, que dirige uno de los movimientos de defensa de la vida más importantes del país, recordó que el sábado 25 de julio un grupo de manifestantes se apersonaron afuera de la casa del jefe de gobierno para “instarlo a vetar dicho proyecto”.

A pesar de ello, dijo que la adhesión al protocolo “no sorprendió”, ya que “que si bien Larreta se ha manifestado reiteradamente a favor de la vida, con sus actos ha demostrado más de una vez no tener la menor empatía con las mujeres que son sometidas a este terrible flagelo, como tampoco con los niños no nacidos”.

“Nuestro concepto del jefe de gobierno es de un gobernante débil, carente de la valentía necesaria para obedecer el mandato popular, que en un 70 % rechaza el aborto y condena este tipo de proyectos”, subrayó.

Por su parte, la vocera de Latinoamérica Por Las 2 Vidas, Marcela Errecalde, expresó a ACI Prensa que no solamente se siente “triste”, sino también “enojada” por el accionar de Rodríguez Larreta.

“Puedo dar fe de todas las gestiones que hicimos delante del Poder Ejecutivo para que vetara el protocolo. Este protocolo es siniestro, es irrestricto. Pero no solo eso, Larreta, el mismo día que anunció que no iba a vetar el protocolo, anunció medidas de tinte provida. Algo totalmente maquiavélico”, expuso Errecalde.

También dijo que la decisión de adhesión al protocolo “deja de luto a todos los argentinos”, debido a que “Buenos Aires es la capital de Argentina y todo este tipo de medidas impacta rápidamente en el resto de provincias y en el resto de países”.

“Estos protocolos tienen su origen en fallos judiciales falsos, como el caso FAL en Argentina, que fue un fallo en abstracto que admitía la posibilidad de que una mujer solicitara un aborto en caso de violación”, acotó.

Errecalde asegura que desde su plataforma de defensa de la vida se realizaron diversas gestiones “delante de la esposa del gobernador”, y por ello siente que les “tomaron el pelo”.

“Este hombre no tiene ninguna conciencia moral. En esto creo que los Kirchner son al menos más definidos para hablar, al menos uno sabe con quién habla, a diferencia de Rodríguez Larreta, que inclusive consagró la ciudad y su gestión al Sagrado Corazón de Jesús”, comentó.

Asimismo, el abogado, politólogo e investigador del Centro de Bioética, Persona y Familia, Alejandro Williams Becker, señaló a ACI Prensa que Rodríguez Larreta no solo está incurriendo en “un acto de gravedad institucional”, sino además en “un error político”.

“Es también un error político porque el jefe de gobierno pierde la oportunidad de diferenciarse del actual Presidente de la Nación y queda descartado como candidato para el movimiento provida que predomina en número en el interior del país”, explicó el abogado.

Williams Becker explicó que bajo este protocolo “ni siquiera resultan efectivas, en los hechos, las iniciativas alternativas que buscan, al menos, acompañar a las mujeres que no abortarían si recibieran ayuda”.

“Bajo este nuevo régimen, el sistema tiene vedado ofrecer cualquier otra solución a la madre embarazada que no sea el aborto. Cuando un gobierno local adhiere al Protocolo de aborto, todos los programas que se pregonan como ayuda a la maternidad vulnerable se transforman en letra muerta”, aseguró.

Indicó que el protocolo “tampoco garantiza completamente el derecho a la objeción de conciencia institucional, ni se resuelven los problemas de la objeción personal de los profesionales de la salud”.

“Con la referencia a la adopción se pretende distraer la atención hacia temas administrativos, sin atender a la falta de opciones para salvar la vida. Además, se habla de reglamentar el aborto según períodos gestacionales, algo que es incompatible con nuestro sistema que reconoce la vida desde la concepción. Por último, se omite, una vez más, la frase clara y precisa del Código Penal, que exige el peligro para la salud ‘no pueda ser evitado por otros medios’ como requisito para que proceda la excusa absolutoria de un aborto por causa de la salud”, acotó.

Williams Becker cree que el “el jefe de gobierno no solo contradice su propia convicción, al menos alegada”, sino que “le da la espalda a su electorado, y promulga una ley inconstitucional que hará crecer el número de abortos en la Ciudad de Buenos Aires (8388 en el 2019), sin ofrecer ninguna solución verdadera al drama de la vulnerabilidad materna”.

Por su parte, Camila Duro, vocera de Unidad Provida, una red de organizaciones que promueve el derecho a vivir de la mujer y del niño por nacer, dijo a ACI Prensa que con la ampliación del protocolo aborto en 2019, “queda demostrado que a Rodríguez Larreta no le interesa el voto del sector provida de la Ciudad de Buenos Aires”.

“Creo que el rechazo hacia la figura de Larreta es casi unánime en este sector y será muy difícil que se lo vuelva a votar tanto en la Ciudad como si tuviera pretensiones nacionales en un futuro. Ha demostrado que no solo no vetó el protocolo sino que especuló con el sector provida anunciando simultáneamente medidas inciertas como para quedar bien con ambos sectores (verdes y celestes)”, aseguró.

Anunció que el sábado 8 de agosto “nos manifestaremos virtualmente y con una caravana de autos por el 8A y daremos a conocer casos y testimonios de mujeres pobres presionadas a abortar, abandono en los hospitales a mujeres embarazadas, abandono de bebés prematuros hasta morir y otras situaciones que demuestran la verdadera situación a las que estamos expuestas las mujeres y los niños tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el país a raíz de estos protocolos”.

El abogado Williams Becker acotó que, más allá del caso de la adhesión al protocolo, para el sector provida es “urgente evaluar sus estrategias en el actual contexto fragmentado de las democracias latinoamericanas, que favorece –y, a menudo, necesita de– coaliciones y acuerdos para gobernar”.

“Necesitamos, en ese marco, pensar cómo podemos lograr que la defensa de la vida no sea un principio declamado en las campañas, pero que luego se sacrifique en los acuerdos de coalición, dejando la vida humana a merced de meras negociaciones partidarias”, concluyó.

El aborto en Argentina

El aborto aún no es ley en Argentina. Sin embargo a partir del fallo del caso FAL del año 2012 se permitió el aborto a una menor de edad embarazada por una violación. Ese caso sentó las bases para que el Ministerio de Salud crease el protocolo del aborto (ILE) y lo recomendara a las provincias.

El ILE podría aplicarse a la mujer que tiene un embarazo producto de una violación o que signifique un riesgo para su salud integral.

La última modificación del protocolo ILE se realizó en diciembre de 2019 por el ministro de Salud, Ginés González García en el Gobierno de Alberto Fernández y contempla la solicitud del aborto a partir de los 13 años de edad y sin necesidad de consentimiento de los padres; sin límite de edad gestacional; y con una fuerte amenaza a la objeción de conciencia institucional.

En ese contexto, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó el 16 de julio la adhesión al protocolo del aborto por 50 votos a favor, 7 en contra y 3 abstenciones. El 4 de agosto de 2020 dicha adhesión fue ratificada y habilitada por Rodríguez Larreta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *