Presidenta de la asociación pro-eutanasia de México se pasa a los cuidados paliativos

Fuente: Aleteia.org

Amparo Espinosa hace público su cambio radical de pensamiento a raíz de cursar un Máster en Bioética y Formación en la Universidad Católica de Ávila.

La actual presidenta de la Asociación Por el Derecho a Morir con Dignidad (DMD) de México, Amparo Espinosa Rugarcía, acaba de hacer público su testimonio en el que afirmó que ha pasado de ser una defensora de la eutanasia a rechazarla y proponer los cuidados paliativos como alternativa de atención médica a los enfermos terminales.

De activista pro-eutanasia a luchar por los cuidados paliativos

Espinosa ha explicado en un vídeo que era una firme activista de la eutanasia porque la consideraba la mejor salida para los enfermos al acercarse el momento de la muerte, pero estudió los testimonios de personas que habían cuidado a enfermos terminales y no se hablaba en ellos de «cómo quitarles el dolor». Aquello le planteó inquietudes que le llevaron a profundizar.

Le llamó la atención lo que ocurría con el dolor de los enfermos

“Dirijo una Asociación por el Derecho a Morir con Dignidad -dijo- y cuando empecé ahí, que fue en el año 2009, tenía muy claro lo que quería. Yo quería trabajar en México para la legalización de la eutanasia y del suicidio médicamente asistido. Yo no tenía dudas. Pero pasó algo que me hizo empezar a reflexionar sobre la misión de la asociación y fueron una serie de testimonios que empecé a leer sobre experiencias de procesos de muerte de familiares. Los testimonios tienen un común denominador: no había cómo quitarles el dolor”.

La muerte digna es otra cosa

La hasta ahora líder pro-eutanasia en su país, México, decidió estudiar el Máster en Bioética y Formación de la Universidad Católica de Ávila. Espinosa explicó, tras estudiar a fondo estas cuestiones, «“ahora tengo nuevas maneras de ver la muerte digna, la primera de ellas es que no equivale a eutanasia y a suicidio médicamente asistido”.

Ahora promoverá los cuidados paliativos

Espinosa ha tomado una decisión valiente y fuerte. A partir de ahora, explicó, quiere promover en México los cuidados paliativos para los enfermos que lo necesiten en vez de fomentar la eutanasia. “Yo creo que ahora, en mi país sobre todo, lo primero será promover los cuidados paliativos porque no existen”. Concretamente, dijo, «en México, en 7 estados no hay unidades de cuidados paliativos».

«Una experiencia transformadora»

La polémica está servida, sobre todo entre los sectores pro-eutanasia. Espinosa asegura estar feliz con este cambio en su vida. Dice que el máster «ha sido una experiencia transformadora para mí. Me ha cambiado de manera muy radical. Es una cosa extraordinaria porque tengo una edad en la que no muchas cosas te cambian«.

Acompañar y ser acompañados sin dolor

El propósito de Espinosa es enseñar a muchas personas en su país que es posible quitar los miedos a los fármacos y «acompañar y ser acompañados sin dolor».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *